17 de noviembre de 2019
30 de noviembre de 2009

Medio centenar de trabajadores de Los Monteros se concentra ante la salida de Malyshev de los juzgados

Reivindican la apertura del hotel y el pago de los salarios atrasados

MARBELLA (MÁLAGA), 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Medio centenar de trabajadores del hotel Los Monteros de Marbella (Málaga) se concentraron hoy en el Juzgado de Instrucción número uno del municipio ante la salida del administrador y propietario del establecimiento, Ernest Malyshev, que estaba citado a declarar, para reivindicar la apertura del hotel y el pago de los salarios atrasados, según indicó hoy el presidente del comité de empresa, José García Osorio.

La concentración comenzó hacia las 10.00 horas y se prolongó hasta las 13.00 horas, momento en el que Malyshev salió de los juzgados. "Hemos venido a saludarlo después de todas las aberraciones que ha cometido", ironizó García Osorio, en declaraciones a Europa Press, al tiempo que reconoció que "los ánimos han estado muy alterados".

García Osorio aseguró que Malyshev ha cometido "un atentado a la democracia", ya que "dejó de pagar los salarios a los trabajadores, incumplió todos los acuerdos firmados con el comité de empresa, agredió a trabajadores por pedir su salario, y a mí en tres ocasiones, y disolvió el comité", recordó.

"Queremos que nos paguen los salarios y que se abra el hotel para recuperar nuestro trabajo", manifestó, al tiempo que calificó de alarmante la situación de los trabajadores que llevan 11 meses sin cobrar sus salarios.

"Es una situación insostenible por parte de las familias", insistió García Osorio, que recordó que hay empleados eventuales a los que, "además del salario, se les adeuda el finiquito; y otros, que no han cobrado aún la paga extra de navidad del año pasado".

Criticó que el propietario del hotel no haya pagado a la Seguridad Social ni a Hacienda y tampoco abone las retenciones de los trabajadores, "sin que le ocurra nada". "Si esto lo hace un trabajador posiblemente le hubieran quitado la casa o habría terminado en la cárcel", subrayó García Osorio, que lamentó que "no haya nadie que lo obligue a cumplir con la legislación".