24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 7 de agosto de 2010

    Michelle y Sasha Obama llegan a Ronda, donde se prevé que visiten la plaza de toros y el Tajo

    RONDA (MÁLAGA), 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, y su hija Sasha se desplazaron esta mañana a Ronda (Málaga), en el que es el cuarto día de sus vacaciones en Andalucía. Se prevé que, entre otros monumentos y enclaves de esta ciudad, visiten la plaza de toros y observen el Tajo del río Guadalevín desde distintos puntos.

    Como viene siendo habitual, Michelle Obama y Sasha, que llegaron a Ronda sobre las 11.00 horas, lo hicieron entre fuertes medidas de seguridad y ante la atenta mirada de vecinos, turistas y los numerosos periodistas que allí se daban cita.

    El primer destino de su visita ha sido la Casa de San Juan Bosco, un palacete ubicado en la cornisa del Tajo, en pleno corazón del conjunto histórico de Ronda, municipio que desde hace días se ha venido preparando para recibir a la primera dama de Estados Unidos.

    Además de pasear a pie por el casco histórico, otros monumentos que podrían ser visitados por las Obama son la iglesia de Santa María la Mayor, el Puente Nuevo o la Casa del Rey Moro, que acoge los Jardines de Forestier.

    Tras la visita a la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, reconocida como una de las más antiguas de España y de las más monumentales que existen, a priori, el objetivo es almorzar en este entorno, donde se ubican algunos de los mejores restaurantes.

    GALA BENÉFICA

    Esta noche parece que la esposa del presidente estadounidense, Barack Obama, asistirá a la Starlite Gala, una cita benéfica organizada por la actriz Eva Longoria y el malagueño Antonio Banderas, que tiene lugar en el mismo hotel en el que se aloja, el Villa Padierna de Benahavís (Málaga).

    Michelle Obama y su hija menor llegaron a Málaga el pasado miércoles y, ante una gran expectación, disfrutaron primero del hotel Villa Padierna, un establecimiento de cinco estrellas gran lujo, operado por la cadena Ritz Carlton. Ya por la tarde pasearon por el casco antiguo del vecino municipio de Marbella, haciendo pequeñas compras y cenando con amigos en el restaurante Buenaventura Plaza.

    Granada fue el destino del segundo día de la visita privada de Michelle y Sasha Obama. Una intensa jornada que comenzó sobre las 15.30 horas cuando ambas y su grupo de amigos pisaron suelo granadino rodeadas de una gran expectación y fuertes medidas de seguridad.

    Lo primero que hicieron tras bajarse del coche oficial fue degustar un helado en la heladería 'Los Italianos', una de las más afamadas de la capital granadina. Desde allí, se trasladaron a pie hasta la Catedral, para visitar, posteriormente, la cueva La Rocío del emblemático barrio del Sacromonte, donde disfrutaron de un espectáculo flamenco de la mano del bailaor Juan Andrés Maya y su familia.

    Finalmente, su visita privada a Granada terminó con un paseo por el conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife. Antes de recorrer los palacios nazaríes, la primera dama estadounidense tuvo tiempo para cenar en el Parador de San Francisco.

    Ayer, sin embargo, tras la intensa jornada de turismo cultural del jueves, Michelle y Sasha Obama disfrutaron de su primer día de playa en la Costa del Sol, en concreto fueron al club de playa que el hotel Villa Padierna tiene en Costalita, en Estepona (Málaga), a escasos kilómetros de donde se ubica el complejo hotelero. Ya por la tarde, la pequeña disfrutó de una visita privada al parque Selwo Aventura, en el municipio esteponero.

    Las vacaciones de la familia Obama terminarán mañana domingo, día en el que se desplazarán a Mallorca para encontrarse con los Reyes de España.