19 de octubre de 2019
24 de enero de 2009

Promotores prevén presentar el primer proyecto de campo de golf turístico en febrero, ubicado en Valderrama

Esos 12 proyectos supondrán unos 1.500 millones de euros de inversión y pueden causar un impacto en el empleo cercano a 10.000 empleos

SEVILLA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los promotores de campos de golf prevén presentar a mediados de febrero a la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte el primer proyecto de campo de golf para su declaración como campos de interés turístico, un campo ubicado en Valderrama en Castellar (Cádiz), y que será el primero de entre 10 y 12 proyectos de campos de golf que los promotores prevén presentar a la Junta antes del verano.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Empresas de Turismo Residencial, Deportivo de Salud de Andalucía (Promotur), Ramón Dávila, explicó que Promotur "tiene identificados unos 10 o 12 proyectos", localizados en zonas del interior de las provincias de Almería, Granada, Cádiz y Málaga, algo que "consigue reequilibrar la oferta de campos, que estaba demasiado focalizada en la costa".

Tras asegurar que construir y promover un campo de golf de interés turístico "puede costar el doble que un campo 'normal'", Dávila precisó que esos 12 proyectos supondrán unos 1.500 millones de euros de inversión y una media de 100 puestos de trabajo directos en cada campo, lo cual, sumado a los puestos indirectos e inducidos, "pueden causar un impacto en el empleo aproximado cercano a los 10.000 empleos", aseguró.

Precisó que el primer proyecto que se va a presentar a la Consejería para remisión al Consejo de Gobierno para que decida sobre su declaración como campo de interés turístico, que supondría el primer campo de esa modalidad será el segundo campo de Valderrama, que se presentará la próxima semana en la Feria del Turismo (Fitur) como "modelo y ejemplo de campo de golf de interés turístico de Andalucía".

Explicó que el campo de Valderrama "ya está autorizado y su adaptación al nuevo decreto no será muy complicada, puesto que es un campo con unas características muy similares a las que recoge el decreto", aunque explicó que se acometerá una inversión de unos 80 millones de euros para ser declarado de interés turístico, "algo que quieren tener para ganar prestigio".

Tras prever que el resto de 12 proyectos se puedan presentar antes del verano, Dávila reconoció que el decreto de campos de golf "tiene muchas exigencias desde el punto de vista de las características del suelo, superficie de la parcela, requisitos ambientales, impacto turístico, impacto ambiental e impacto socioeconómico".

"Es mucha la documentación técnica que hay que presentar y dudo que se presenten más iniciativas este año", reconoció este portavoz, quien precisó que un equipo técnico multidisciplinar y "bien preparado", con ingenieros, arquitectos, ambientólogos y urbanistas "pueden tardar cuatro meses en preparar toda la documentación para su presentación tras un trabajo muy intensivo que requiere un 'master plan' que incluya un estudio sobre cómo afecta a la demanda y oferta de la zona".

No obstante, reconoció que "la gran ventaja del decreto radica en que ahora se tienen claras cuáles son las reglas del juego, que son muy estrictas pero son reglas claras, que además permitirán eliminar a los especuladores, puesto que para meterse en estos proyectos hay que tener claro que quieres hacer la inversión al ser los preparativos muy costosos; ahora hay que tener la voluntad y la capacidad económica de hacerlo".

Agregó que como consecuencia de dichos requisitos "no habrá muchos campos pero sí serán muy buenos", de manera que "la oferta de campos de golf mejorará extraordinariamente en dos o tres años con esa nueva modalidad".

EFECTOS DE LA CRISIS EN EL SECTOR

El presidente de Promotur reconoció que el subsector del golf también está notando la crisis "igual que el resto del sector turístico", tras lo que apuntó como factor especialmente negativo la mala situación del mercado británico "que es muy importante para Andalucía como el principal país emisor de jugadores de golf y ahora atraviesa una mala situación económica".

De esta forma, el sector ha visto reducido en 2008 un 15 por ciento los ingresos medios al bajar el número de 'vueltas' o número de veces que se juega en un campo y bajar el precio medio de lo que se paga por jugar, según este portavoz, quien lamentó que las previsiones en 2009 se centran en que "todo siga bajando".

No obstante, aseguró que la crisis económica "no afectará a los proyectos de campos de golf, donde los inversores ya han hecho sus inversiones en el terreno".

Por último, Dávila resaltó el impacto que ha tenido la reforma de la Ley de Ordenación del Territorio, que propiciará la agilización de los procedimientos administrativos, y cuya modificación "ha sido algo clave y ha influido bastante en la decisión de los promotores de sacar adelante sus proyectos".