12 de agosto de 2020
5 de julio de 2010

Innova.- El director del ITA desea que la sociedad comprenda que la salida de la crisis está en impulsar I+D+i

ZARAGOZA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director gerente del Instituto Tecnológico de Aragón (ITA), Manuel Muniesa, ha abogado por que la sociedad y los políticos "se crean" que la salida de la crisis está en el impulso a la Investigación, el Desarrollo y la Innovación (I+D+i), algo para lo que "nosotros somos los mejor preparados y quienes más podemos ayudar a las empresas".

En una entrevista concedida a Europa Press, Muniesa ha reconocido que "en estos momentos, toda la sociedad, todos los políticos, dicen que la única manera de salir adelante es a través de la I+D+i", pero "se lo tienen que creer, porque una cosa es pensarlo o decirlo y otra cosa hacerlo".

"Nosotros sabemos hacer I+D+i, estamos preparados para dar apoyo a las empresas y también estamos buscando nuevas líneas de trabajo", ha aseverado.

En la actualidad, el Instituto ofrece servicios tecnológicos a la industria para el desarrollo de nuevos productos o procesos y para la implantación de nuevas tecnologías y asesora en materia tecnológica y de gestión de la innovación para mejorar la productividad y competitividad.

Además, atiende las necesidades de innovación de los sectores productivos aragoneses; difunde la estrategia de renovación tecnológica, e impulsa la optimización de los recursos tecnológicos de Aragón.

El ITA realiza, asimismo, servicios de ensayo y calibración de aparatos y equipos y fomenta el desarrollo tecnológico y la investigación al servicio de las administraciones públicas y posee cuatro edificios en Zaragoza, entre los que destaca el dedicado a las torres de ascensor.

NUEVOS MATERIALES

Manuel Muniesa ha informado de que se está trabajando en nuevos materiales, como los nanomateriales o nanocomposites y en el desarrollo de productos y procesos, teniendo en cuenta la mecatrónica y la integración de sistemas, "que la hacen más fuerte".

Al respecto, ha precisado que en mecatrónica "ofrecemos cada vez soluciones más completas a las empresas", de forma que si antes "dábamos soluciones para cada máquina concreta, por un lado, y, por otro lado, se aplicaba electrónica o robótica, ahora damos todo el paquete junto, ofrecemos soluciones más completas y complejas integrando todas las tecnologías", ha indicado.

Además, el Instituto Tecnológico de Aragón está desarrollando dos líneas de investigación en logística y audiovisuales, que supondrán una inversión de tres millones de euros, ha adelantado.

CONSOLIDACIÓN "SERIA Y ESTRUCTURADA"

El director-gerente del ITA ha hecho un balance "muy positivo" de los 25 años de vida del Instituto, en los que "hemos pasado de cuatro personas en plantilla a casi 230, con un presupuesto con el que empezamos de 15.000 euros, a más de 15 millones de euros; y de trabajar con tres o cuatro empresas, a hacerlo con más de mil cada año, un salto muy importante y que demuestra que el Instituto, desde el principio, ha ido creciendo y consolidándose de manera muy seria y estructurada".

Muniesa ha considerado que la "virtud" que ha tenido el ITA es que, sus sucesivos directores y consejeros de Industria y actualmente de Ciencia, Tecnología y Universidad en la Comunidad, "han ido viendo qué es lo que era necesario sin perder la idea fundacional del Instituto", ayudando a las empresas a que hagan I+D+i y "viendo las necesidades que pueden tener estos campos para facilitarles el trabajo".

A la hora de repasar la historia del ITA, Muniesa ha hecho referencia a "una primera fase de arranque, de traspasar conocimientos de la universidad y trabajar con pocas empresas", lo que en el libro '25 años contigo', editado con motivo del aniversario del centro, se denomina "romanticismo tecnológico"; para pasar a una segunda etapa "en la que la universidad es la que se acercó para dar una serie de servicios".

Posteriormente, fueron las asociaciones empresariales "quienes configuraron ese trabajo, con una época de crecimiento rápido", especialmente cuando cambió la forma jurídica y pasó de ser un servicio administrativo a ser una entidad pública "con libertad de obrar y sujeta a derecho laboral y mercantil, con las mismas condiciones que una empresa".

La última fase fue la de la consolidación, "el reconocimiento por parte de las empresas y de la sociedad", y, en este momento, "como las tecnologías y las empresas tienen que cambiar muy rápidamente, nosotros tenemos que cambiar todavía más rápidamente para estar preparados e ir por delante", ha indicado Muniesa.

A su juicio, la creación del ITA "fue una visión de futuro hace 25 años, cuando el presidente, Santiago Marraco, y el consejero Antonio Sierra, decidieron poner en marcha el Instituto".

"Ellos mismos decían que nunca se hubieran esperado que hubiera crecido tanto, pero la visión de futuro fue de ellos, colocaron a Carlos Vera y a Ramón Tejedor, que le dieron un impulso importante con ilusión y marcaron las primeras líneas".

Muniesa ha añadido que "luego, cada uno en las distintas etapas, ha ido empujando, pero siempre hacia adelante, no ha habido ningún momento de retroceso, sino una línea continua ascendente".