25 de abril de 2019
31 de octubre de 2010

ACAIP-Aragón prepara la manifestación nacional del 25 de noviembre en Madrid por el aumento de plantilla

ZARAGOZA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de funcionarios de prisiones ACAIP en Aragón participa en los preparativos de la manifestación a la que están convocados los funcionarios de todas las prisiones españolas para el próximo 25 de noviembre en la ciudad de Madrid en defensa de una Oferta Pública de Empleo (OPE) que aporte un número suficiente de nuevos empleados públicos del sector.

En declaraciones a Europa Press, el delegado en Aragón de ACAIP ha indicado que la secretaria de Estado de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, pretende abrir en 2011 dos macrocárceles en la ciudad grancanaria de Las Palmas y en la ciudad de Murcia, así como un Centro de Inserción Social (CIS) en la ciudad menorquina de Mahón.

A juicio de ACAIP, cada macrocárcel exige la aportación de 500 funcionarios, cubriendo las 24 horas del día los 365 días del año, por lo que la OPE de 2011 debería ser de al menos 1.000 nuevas plazas de funcionario de carrera.

ACAIP ha señalado que habría que añadir la creación de nuevas plazas para cubrir las bajas naturales, por jubilación o fallecimiento, entre otros motivos. La OPE de este año sólo permite cubrir 230 plazas en toda España, que corresponden a este concepto, según el sindicato mencionado.

Además, hay otras instalaciones pendientes que también obligan a destinar recursos, entre otros la creación de nuevas plazas, como la ampliación del CIS de Zaragoza, que "se ha quedado ultraminúsculo" o el nuevo CIS que el Ministerio del Interior pretende levantar en la ciudad de Teruel, aunque estas obras no están confirmadas ni tienen fecha.

ACAIP reconoce que "la situación económica no está como para lanzar cohetes", pero "no entendemos con qué gente quieren abrir todo esto". Este sindicato considera que a la secretaria de Estado, Mercedes Gallizo, "le viene un poco grande" la responsabilidad de Instituciones Penitenciarias o ve "amortizado" su puesto directivo.

ACAIP ha criticado a la Secretaría de Estado por hacer "la puñeta" a los funcionarios al presionar para cambiar el horario, que es de 37,5 horas semanales "comprimidas", lo que se debe a que todos los centros penitenciarios están muy alejados de cualquier núcleo habitado, lo cual obliga a los empleados a realizar largos desplazamientos, con el consiguiente gasto de dinero y tiempo. "En Madrid no lo entienden", han lamentado desde ACAIP.

Los funcionarios de prisiones son "los primeros en arrimar el hombro", pero "todo tiene un límite", han advertido desde ACAIP. Este sindicato ha indicado que el ámbito de la prisiones ha cambiado en los últimos años y ahora se exige "un trabajo distinto" y "más dedicación", entre otros motivos porque ha aumentado el número de psicópatas, han afirmado.