16 de diciembre de 2019
  • Domingo, 15 de Diciembre
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 25 de mayo de 2010

    El alcalde de Teruel cree que el decreto-ley "no afectará" a ninguna obra y proyecto puestos en marcha

    El PP cree que Zapatero "está volviendo loco a España" y CHA califica de "sainete" el decreto-ley

    TERUEL, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, ha asegurado que el decreto-ley que impide acudir al endeudamiento a los ayuntamientos en el 2011 y 2012 "no afectará" a ninguna de las obras y proyectos que el consistorio ya tiene en marcha.

    Ferrer ha mostrado su preocupación después de que el Gobierno recogiera en el decreto-ley en el que se recogen los recortes la imposibilidad de endeudarse hasta 2012, no obstante, esa preocupación, se ha mitigado en parte, tras conocer que no se aplicará hasta principios del año que viene.

    En declaraciones a los medios de comunicación, Miguel Ferrer, ha apuntado que habrá que esperar "a ver cómo se concreta" esa medida de que los consistorios no pueden endeudarse, y ha anunciado que "estamos estudiando medidas", pero que no se hará públicas hasta que no se conozca con exactitud cómo se ha de desarrollar el Real Decreto.

    Según ha apuntado Ferrer, las obras que está ejecutando el consistorio actualmente "están financiadas y sin ningún problema, incluso alguna más". Respecto de la capacidad inversora, a partir de que entre en vigor la imposibilidad de endeudarse, Ferrer ha dicho que habrá que esperar prácticamente al cierre del ejercicio para conocer las rebajas que se produzcan en las obras que se realicen este año.

    La deuda del Ayuntamiento de Teruel asciende a 47,5 millones de euros, pero Ferrer ha recordado que "desde hace tres años, sólo nos endeudamos en menor medida de lo que amortizamos" y de momento, en lo que va de año, tampoco se ha realizado ninguna operación de crédito.

    Asimismo ha asegurado que el consistorio no tendrá problemas para pagar a sus proveedores. Aún así, Ferrer está convencido de que "si no podemos endeudarnos, va a bajar la actividad, pero todo lo que está en marcha no tendrá problemas".

    Por otro lado, el primer edil ha apuntado que mañana, miércoles 26 de mayo, se reunirá la Junta de Portavoces para estudiar posibles medidas. Una medida que, en principio, puede descartarse es la de la renegociación de la deuda municipal porque "tenemos unos intereses muy bajos y si la tocamos, quizá sea para peor".

    Ferrer considera que "no conviene correr, ni tomar decisiones precipitadas". En este sentido, el alcalde ha asegurado que "hay que tomar las medidas como lo que son, como excepcionales, pero realistas". Además, ha afirmado que "lo más importante es que el Ayuntamiento siga funcionando y eso es lo que me preocupa".

    Ferrer también ha recordado que el decreto-ley fija que los Ayuntamientos españoles deberán ahorrar unos 200 millones de euros antes de que acabe el año. Así, y si se tiene en cuenta el porcentaje recibido del denominado Plan E, el Ayuntamiento de Teruel deberá reducir uno 150.000 euros. Su procedencia, todavía está por decidir.

    Finalmente, en lo que se refiere a la reducción de sueldos de los funcionarios y el personal laboral, el alcalde ha destacado que "en el BOE de ayer se reflejan cuáles son las escalas y cómo se ha de producir la rebaja", así que "es de aplicación inmediata y el jefe de personal de la casa ya está trabajando en ello, porque no admite más discusión".

    En cuanto a los concejales, Ferrer ha recordado que no hay ninguno liberado, así que nadie cobra un sueldo del Ayuntamiento. Únicamente cobran por asistencia a plenos y comisiones y esas retribuciones se bajarán "en la línea de otras Administraciones".

    EL PP CREE QUE CESARÁN LAS OBRAS

    La portavoz del Partido Popular, Emma Buj, considera que "Zapatero está volviendo a España en un país de locos, donde uno no sabe a qué atenerse". En este caso, la imposibilidad de endeudarse es "un asunto serio para los Ayuntamientos que, son los que prestan la mayor parte de los servicios".

    Según Buj "a esta fecha y hora parece que se van a poder ejecutar las obras planteadas para este año, siempre que el Ayuntamiento tenga la capacidad de hacerlo". En caso de que el año que viene no se puedan endeudar, "se reducirá la capacidad de invertir".

    MEDIDAS 'SAINETE' PARA CHA

    Para Chunta Aragonesista los cambios en el decreto-ley son "un sainete porque el domingo el Presidente del Gobierno se reúne con alcaldes socialistas y no les dice nada, ayer aparece una sorpresa que nos deja helados, tanto que alguien debió llamarles la atención y rectifican".

    El portavoz de CHA, Francisco Martín, ha asegurado que "es de mal gusto" porque "lo que no puede hacer el Gobierno permitir el aumento del endeudamiento, ahora colapsar los Ayuntamientos; facilita obras con el Plan E y ahora lo recorta".

    Además, ha señalado que "las obras y las infraestructuras se financian con el crédito, lo que supondrá un colapso del Ayuntamiento, por lo que para el de Teruel me parece fatal". Aunque, para acabar, ha dicho que "esperamos que, dado que rectifican todos los días, dentro de poco recapaciten y no lo lleven a cabo".