31 de octubre de 2020
9 de enero de 2020

Aliaga prefiere "no cambiar de interlocutor" y que Teresa Ribera siga en el Ministerio de Transición Ecológica

Aliaga prefiere "no cambiar de interlocutor" y que Teresa Ribera siga en el Ministerio de Transición Ecológica
El consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

ZARAGOZA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Gobierno de Aragón y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, ha afirmado que prefiere "no cambiar de interlocutor" y que Teresa Ribera siga a cargo del Ministerio de Transición Ecológica.

En declaraciones a los medios de comunicación este jueves en Zaragoza, ha confiado en que el Convenio de Transición Justa se firme "lo antes posible" y ha apostillado que prefiere no cambiar de "interlocutor", ya que es "más fácil" que Ribera, que ya conoce la "situación" en Aragón y la implicación del Gobierno autonómico, continúe que "empezar con nuevos responsables".

También ha considerado que es "fundamental" que el Ministerio de Transición Ecológica vaya a ser también de Reto Demográfico, ya que "los impactos más duros de la transición hacia la economía se van a producir en las regiones más afectadas por la despoblación". Asimismo, ha remarcado la importancia de que a esta cartera también se le haya dado el rango de vicepresidencia.

Aliaga ha recordado que el Gobierno de Aragón está trabajando con el Ministerio de Transición Ecológica en la elaboración del Convenio por la Transición Justa, así como en "varios frentes" como la resolución de expedientes de infraestructuras y la resolución de Fondos del Plan Miner.

Respecto a la manifestación convocada por los sindicatos para este sábado en Andorra (Teruel), que reclama el avance en la transición justa ante el cierre de la Central Térmica, ha destacado que no va a poder ir por tener un compromiso de agenda previo en la Feria de Vera del Moncayo, pero que el Partido Aragonés sí acudirá a la concentración.

Además, ha sostenido que entiende la "preocupación" de los ciudadanos y de los trabajadores, si bien ha considerado que "una empresa no se monta en una semana" por lo que, a su juicio, "el impacto del cierre no se cambia en una semana".