13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • Lunes, 11 de Noviembre
  • 4 de junio de 2019

    Pérez (Cs) y Beamonte (PP) emplazan al PAR a negociar una mayoría tras el sí de los populares al decálogo naranja

    Pérez (Cs) y Beamonte (PP) emplazan al PAR a negociar una mayoría tras el sí de los populares al decálogo naranja
    EUROPA PRESS

    ZARAGOZA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El candidato del PP a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Luis María Beamonte y su homólogo de Cs, Daniel Pérez, han emplazado este martes al PAR a negociar desde ahora un programa de gobierno, tras el visto bueno de los populares al decálogo aprobado por la Ejecutiva nacional de la formación naranja, que en Aragón se completará con las aportaciones de los populares. Este miércoles se reunirá la primera "mesa" programática de negociación.

    Así lo han manifestado ambos esta tarde en un receso de la reunión que han mantenido en un céntrico hotel de Zaragoza los dirigentes de PP y Cs Aragón, junto con el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, y el secretario de Acción Política naranja, José María Espejo. En la comparecencia ante la prensa no han intervenido los dirigentes nacionales.

    Daniel Pérez ha insistido en varias ocasiones en la necesidad de abrir este acuerdo inicial al espacio "de centro, liberal y moderado", en alusión expresa al Partido Aragonés (PAR), recalcando que no cuenta con Vox para formar parte del Ejecutivo regional.

    En una breve comparecencia de prensa, Pérez se ha mostrado "muy satisfecho de cómo están evolucionando las cosas", puntualizando que estas son "las primeras conversaciones, una primera toma de contacto", tras lo que ha confiado en que avanzarán "a un ritmo razonable", no de "vértigo".

    Del decálogo ha resaltado que recoge las "líneas básicas" de Cs, relacionadas con la fiscalidad, las familias, el modelo territorial y las políticas, y se ha mostrado convencido de que "pueden ser compartidas por cualquier fuerza moderada, centrada y liberal".

    Los responsables de Cs están encantados de "tender una mano, si no las dos a cualquier fuerza de estas características que quiera sumarse a un proyecto aragonés, español y europeísta para los próximos cuatro años", ha continuado Pérez, avisando de que "tenemos por delante grandes retos", sobre todo la despoblación, vinculada a las políticas educativas, sanitarias o la supresión del impuesto de Sucesiones, un "reto inmediato".

    Con el encuentro de esta tarde, "hemos dado un paso importantísimo" al "tener clara la voluntad del PP" de alcanzar un acuerdo y de Cs para "avanzar en esa dirección y sumar apoyos" con el objetivo de "iniciar la legislatura con el Gobierno de coalición".

    "No contamos con Vox para ese acuerdo de Gobierno porque entendemos que hay una incompatibilidad clara, genética, en los planteamientos de Vox y los nuestros", ha continuado diciendo Daniel Pérez, quien ha comentado que, una vez alcanzado el acuerdo, Vox tendrá que decidir "si apoya un proyecto de gobierno basado en estas iniciativas".

    También ha dicho que "nosotros no somos de políticas de bloques" y que sería "un verdadero honor" que se pudieran sumar otras fuerzas al acuerdo, siempre desde "planteamientos moderados, liberales y de centro".

    "El PAR podría encajar perfectamente" y será informado de esta reunión, ha agregado el candidato de Cs, quien ha abogado por sentarse "para hablar de programas, poniendo negro sobre blanco el programa de gobierno para los próximos cuatro años".

    Desde Cs "podemos atender las peticiones concretas que puedan aportar --los aragonesistas-- dentro de esta propuesta", ha apostillado, añadiendo que no es el momento de hablar de instituciones determinadas. Más adelante "habrá que hablar del territorio aragonés, de las comarcas y municipios", ha continuado Pérez, aclarando que el decálogo es "un punto de partida".

    En relación al PSOE, Pérez ha expresado que "el decálogo no tiene contraindicaciones y podría ser asumido por cualquier fuerza de carácter centrista", por lo que es el PSOE el que debe contestar "qué parte no acepta". "No vamos a ser quienes pongamos diques o cortapisas", aunque el PP sigue siendo su opción preferente, ha subrayado.

    AVANCE "IMPORTANTE"

    Por su parte, Luis María Beamonte ha celebrado que Aragón sea el lugar donde se ha realizado la primera reunión con Espejo y Maroto, resaltando que "hemos avanzado de manera importante en unas cuestiones programáticas que conforman el modelo, tanto de Cs como del PP, y de muchas otras fuerzas".

    El presidente del PP en Aragón ha pedido "generosidad" al PAR, incidiendo en que se trata de articular "un proyecto político" con "mucho diálogo" para "presentar una oferta a las sociedad aragonesa". Ha planteado algunos temas locales a introducir en el acuerdo final, como una Ley del Campo y otra del Voluntariado.

    Ha reconocido que el PAR es "una pieza fundamental en ese escenario" y ha observado que el documento naranja será "implementado de manera importante por todos esos elementos que nos caracterizan como comunidad y que han marcado nuestras líneas programáticas", relativos a la fiscalidad, la economía, la despoblación y el modelo territorial, también la sanidad y la libertad educativa.

    Como Pérez, Luis María Beamonte ha dejado claro que no es el momento de hablar de los cargos y que "lo más sensato era hablar del contenido que nos unía a la hora de presentar un proyecto" de coalición.

    Los programas de PP y Cs "casan en gran parte" y se pueden enriquecer con las propuestas del PAR, ha manifestado Beamonte, quien también ha apelado a la prudencia y a no perderse en "cuestiones de matices".

    También ha afirmado que la coalición de gobierno estaría formada por PP, Cs y PAR y que Vox le merece "todo el respeto", más cuando "hemos dado carta de naturaleza institucional a la extrema izquierda", en referencia expresa a Podemos, por lo que se puede dar "a otros" partidos. Beamonte ha recordado que Javier Lambán ha gobernado también en minoría con apoyos externos, siendo la suma de PP, Cs y PAR mayor que la del Ejecutivo saliente. "En mí no va el sectarismo".

    "La responsabilidad es estar a la altura de las circunstancias", ha añadido el candidato del PP a la Presidencia, quien ha dejado claro que "el centro derecha ha obtenido un resultado legítimo" y "nuestra obligación es presentar una oferta de gobierno".