22 de febrero de 2020
28 de febrero de 2008

(Ampliación) GM Europa no desvela las medidas concretas de las bajas incentivadas de la planta de Figueruelas (Zaragoza)

ZARAGOZA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Dirección de General Motors (GM) en Europa no desveló las medidas concretas de las bajas incentivadas que afectarán a 900 trabajadores de la planta de Figueruelas (Zaragoza), en la reunión que mantuvieron hoy con el comité europeo en Ruesselsheim (Alemania).

En rueda de prensa, el presidente del Comité de Empresa, José Juan Arcéiz, afirmó que la dirección concretó en la reunión cómo se realizarán las bajas en todas las plantas de GM en Europa menos en la de Figueruelas. Arcéiz señaló que GM todavía no disponía de los datos definitivos de la fábrica de Figueruelas, pero se comprometió a tenerlos el próximo lunes e informar a los representantes de los trabajadores.

De todas formas, Arcéiz aseguró que el secretario de la sección sindical de GM España y miembro del Comité Europeo, Pedro Bona, mostró a la Dirección su rechazo a este recorte de empleados, "ya que no se puede mantener la producción prevista con 900 profesionales menos". Asimismo, Arcéiz resaltó que el Comité de Empresa se siente decepcionado ante la poca información que la Dirección expuso en la reunión de hoy.

La situación actual de la planta de Figueruelas con un alto nivel de producción y al cien por cien de su capacidad, podría haber dificultado a la dirección de GM en Europa la determinación de las medidas para efectuar las bajas incentivadas, según indicó Arcéiz.

El Comité de Empresa de la planta de Figueruelas no entiende cómo se puede mejorar la productividad de una fábrica --como demanda la dirección de GM-- cuando ésta ya se encuentra en un nivel alto. En la actualidad, los trabajadores producen un coche en 20 horas, mientras que la dirección asegura que realizándolo en 15 horas aumentaría la productividad.

Para lograr este objetivo, Arcéiz resaltó que no hace falta reducir empleados, ya que se podría aumentar la saturación en las líneas de montaje para conseguirlo en un breve plazo de tiempo o llevar a cabo una mejora continua invirtiendo en tecnología, para hacerlo de una manera más pausada.

Por otro lado, la secretaria del Comité de Empresa de GM, Ana Sánchez, afirmó que dentro de la mala noticia que supone el recorte de 900 empleados, "esperan que, por lo menos, GM paralice las externalizaciones".

Por el momento, los trabajadores no van a realizar ninguna movilización en señal de protesta y esperan que la la compañía automovilística mantenga la voluntariedad en las bajas. "Si efectúa un despido obligatorio realizaríamos protestas", subrayó Arcéiz.

La situación actual afectará a la negociación del convenio colectivo, según señaló Arcéiz quien agregó que para continuarlo "la empresa tendrá qué determinar la producción industrial de la fábrica".

La decisión de recortar puestos de trabajo en las fábricas de Europa, a través de bajas incentivadas afecta en un total de 5.525 empleados. En la planta de Amberes (Bélgica) los puestos de trabajo que GM quiere reducir son 1322; en Bochum (Alemania), 1019; en Russelsheim (Alemania) 569; en Ellesmere Port (Inglaterra), 460; en Kaiserlauter (Alemania), 445; en Trollhaettam, 307; en Eisenach, 100; Gliwice (Polonia), 200; Luton (Inglaterra), 203 y en Figueruelas, 900.