22 de octubre de 2020
18 de septiembre de 2020

Aragón tendrá un otoño más cálido, según AEMET

Aragón tendrá un otoño más cálido, según AEMET
AEMET prevé la llegada de un otoño más cálido y seco en Aragón. - DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN ARAGÓN

ZARAGOZA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha previsto que este otoño, que comenzará el próximo martes, 22 de septiembre, a las 15.31 horas, será una estación más cálida y seca respecto a la media de otros años, en la Comunidad aragonesa.

El delegado de la AEMET en Aragón, Rafael Requena, ha repasado este viernes, en una rueda de prensa en la Delegación del Gobierno en Aragón, el comportamiento meteorológico del verano y ha adelantado el de la próxima temporada otoñal.

En este sentido, Requena ha señalado que del 1 de junio al 31 de agosto Aragón ha tenido una temperatura media 0,9 grados centígrados más alta que la media, aunque con peculiaridades. Así, el mes de junio ha resultado frío y los de julio y agosto han sido cálidos.

TEMPERATURAS

También ha destacado las 34 noches tropicales, en las que no se ha bajado de los 20ºC, que se han vivido este año. "Los menores de 30 o 20 años pensarán que estas noches en verano son normales, pero no lo son. Hasta principios de los 80, la media era de cinco al año --ha explicado el delegado de la AEMET--, pero eso ha cambiado y ahora son alrededor de la mitad de las noches estivales", ha apuntado.

Además, este verano Zaragoza ha tenido cuatro jornadas en las que se han rozado o superado los 40ºC y "no es tan normal", ha destacado Requena. "En los últimos 70 años, solo ha habido 20 años en los que ha habido días con esas temperaturas", ha añadido.

LLUVIA

Asimismo, Requena ha manifestado que el verano ha sido ligeramente seco, con un mes de junio húmedo, mientras que julio y agosto ha llovido menos de lo normal. La distribución de las precipitaciones, no obstante, ha sido irregular debido a tormentas puntuales y se han producido fenómenos "curiosos", como el caso de La Almunia, en el valle del Jalón, donde ha llovido un 170 por ciento más de lo habitual, frente al 9 por ciento menos de precipitaciones que ha habido en todo Aragón.

Por meses, junio ha sido un mes "atípico", más frío y húmedo de lo habitual. "Siguió la línea de la primavera, que también ha sido bastante húmeda", ha detallado Requena. En toda la Comunidad autónoma, las temperaturas fueron un 0,2ºC más bajas que la media del mes.

En cuanto a julio, ha sido un mes "claramente cálido" en toda la región, y "muy cálido" en el sudoeste de la provincia de Teruel. Las temperaturas han estado 1,5ºC por encima de la media, con puntos como Albarracín, donde esa diferencia positiva ha sido de 3ºC. El mes ha resultado seco, con la mitad de precipitaciones de lo habitual. "En las ciudades de Zaragoza y Huesca casi no llovió nada", ha comunicado el responsable de la AEMET en Aragón.

Agosto también ha sido un periodo cálido, con temperaturas muy similares a las de julio. En cuanto a las precipitaciones, este mes ha sido seco en general, aunque "con contrastes muy pronunciados" entre zonas, "como Calanda, donde apenas llovió nada, y otras como Oliete, donde llovió el triple de lo normal".

AÑO AGRÍCOLA

El año agrícola, que comprende del 1 de septiembre al 31 de agosto, se ha cerrado con un balance positivo. "Ha sido un año bueno, con un 31 por ciento más de lluvia de lo habitual", ha expuesto Requena.

Como curiosidad, ha destacado que en mayo, las ciudades de Zaragoza y Huesca ya habían alcanzado la precipitación anual media. Por eso, aunque el verano ha sido seco, ambas han acabado el año agrícola con datos por encima de la media.

Para la estación que comienza la semana próxima, Requena ha augurado que las temperaturas estarán por encima de lo normal y las precipitaciones, por debajo. Requena ha explicado también que es probable que se mantenga la línea de los últimos años, con lluvias "más heterogéneas de lo normal". "O llueve mucho de golpe, o se pasan meses sin llover". Este fenómeno es típicamente mediterráneo y ahora se está produciendo con más frecuencia, y está empezando a verse también en la vertiente atlántica.

Para leer más