30 de noviembre de 2020
29 de julio de 2006

El Ayuntamiento de Nogueruelas prevé finalizar las obras del edificio civil del Museo Micológico durante esta semana

NOGUERUELAS (TERUEL), 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Nogueruelas prevé terminar esta semana la obra civil exterior del Museo Micológico, un ambicioso proyecto dedicado al conocimiento y degustación de los hongos más tradicionales de la zona que comenzó hace un año y que terminará para mediados del año 2007. El presupuesto para la obra ronda los 600.000 euros.

El Museo Micológico, un proyecto pionero en Teruel y de gran envergadura para Nogueruelas, pretende fomentar el turismo gastronómico y didáctico de la comarca Gudar-Javalambre, así como desestacionalizar las visitas a la localidad para que así vayan los turistas en el mes de septiembre.

Diego Baselga, concejal del Consistorio de Nogueruelas, explica que se trata de una zona muy rica en trufa, rebollón y otro tipo de setas, y en temporada alta se llena de gente, "así que hay que aprovechar el 'boom', aunque siempre moderadamente". El proyecto pretende ser un centro neurálgico en el que se ofrezca información sobre los modos de recoger rebollones, así como sobre sus modos de reproducción.

El producto estrella de este museo será la trufa, que es un producto un tanto desconocido, pero muy extendido en el mundo, sobre todo en Francia, país que recibe grandes exportaciones. Las trufas son unos hongos subterráneos que alcanzan altos precios en el mercado debido a su escasez.

El edificio está formado por una planta baja, en la que se situará el museo, señala el concejal. Es una planta de unos 600 metros cuadrados y de gran altura, con techos de cartón piedra. En la planta superior se situará el bar restaurante, y enfrente un pequeño edificio en el que se hará una entrada para que se pueda acceder al recinto tanto desde la plaza como desde la carretera.

Entre las actividades previstas se realizarán visitas guiadas y previamente concertadas al monte para conocer las diferentes clases de setas. "Tendrá también un bar-restaurante en el que se prevén catas de los productos típicos de la comarca", añade Diego Baselga.

A pesar de ser un pueblo pequeño --Nogueruelas tiene 256 habitantes-- todos los vecinos se han involucrado en el proyecto y están "muy ilusionados", ya que va a suponer un gran atractivo turístico no sólo para Nogueruelas sino para toda la comarca, indica el concejal.