24 de noviembre de 2020
26 de octubre de 2020

El Ayuntamiento de Zaragoza define los nuevos elementos que podrán tener las terrazas y veladores en invierno

El Ayuntamiento de Zaragoza define los nuevos elementos que podrán tener las terrazas y veladores en invierno
Propuesta de cerramientos en terrazas y veladores - AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

ZARAGOZA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera municipal de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha informado de que ultima una instrucción sobre los nuevos elementos que se podrán colocar en terrazas y veladores. El objetivo es hacer frente a las condiciones meteorológicas del invierno y cumplir, además, con las medidas sanitarias implantadas para frenar los contagios de coronavirus.

Chueca ha avanzado, que "en breve" estará la instrucción, en cuya elaboración se trabaja con otras áreas del Ayuntamiento de Zaragoza y también con la Policía Local.

La finalidad es que "sea ágil y se ajuste a los criterios sanitarios, de seguridad técnica, y también estéticos", ha precisado con la intención de guardar una misma línea que brinde una "buena imagen" en la ciudad.

En rueda de prensa, Chueca ha contado que además de facilitar el uso del espacio publico para la instalación o ampliación de terrazas, el Ayuntamiento de Zaragoza quiere facilitar a los propietarios que adecuen sus establecimientos ante la llegada del invierno.

"Se ultima un modelo que permite estandarizar los elementos de mobiliario como separadores, toldos y sombrillas que están validados por el Ayuntamiento de Zaragoza, así como los materiales y la gama cromática, que será en gris acero".

Asimismo, ha asegurado que a los interesados se les facilitará que puedan instalar estos elementos con la licencia actual y que sea más rápida la colocación y con menos procedimientos administrativos.

CALEFACTORES

La instrucción de Servicios Públicos que se aprobará, en breve, se refiere a los elementos nuevos, no a los ya existentes. Además servirá de orientación a los hosteleros que quieran adaptar ahora, o mejorar, sus terrazas y veladores a la temporada invernal, para prestar servicio todo el año, sin riesgo a contravenir las directrices de la futura ordenanza, ha aclarado.

En casos de semicerramiento se intenta adelantar el modelo sobre el que se trabaja en la ordenanza de veladores y terrazas que tardará unos meses, ha reconocido. "Ahora se quiere que el hostelero que quiera acondicionar la terraza lo haga con garantías de que la inversión les sirva para el futuro".

Ha detallado que se permite la instalación de calefactores y estufas para aclimatar las terrazas, serán eléctricas y de pellets; los propietarios que las tengan de gas se les permitirá su uso porque "la situación económica es muy complicada y no se les penalizará; tampoco se les quieren establecer más cargas gravosas".

En cualquier caso, los aparatos deberán cumplir los requisitos técnicos exigidos por la normativa específica aplicable, y dispondrán de la homologación CE. Estarán una distancia de más de un metro respecto de cualquier material que no tenga una calificación de M0 o A1 --no combustible, o incombustible--.

Si la colocación de los calefactores requiere alguna intervención específica en la vía pública, como una conexión eléctrica o instalación de tuberías se deberá solicitar, previamente, la oportuna autorización, con arreglo a la normativa aplicable.

Cada paso se dará en la línea de la imagen de ciudad que se quiere, ha incidido Chueca para explicar que los elementos a utilizar que se incluirán en la instrucción son todo tipo de mobiliario.

COMPATIBLE

Al respecto, sobre el mobiliario ha contado que será modular y acorde al esfuerzo económico, compatible con la terraza ubicada en la calzada y con toldos y jardineras que ejercerán de cortavientos en la gama de gris acero y tienen que tener ruedas porque al ser móviles se puede instalar fácilmente y no se tiene que tramitar una nueva solicitud, ha sintetizado.

En caso de anclarse el mobiliario se trabaja con el área de Urbanismo en la elaboración de en modelo de licencia rápida, que sea breve y ágil pero se acometerá en una segunda fase. Asimismo, se delimitará un espacio para la publicidad.

El modelo elegido ha asegurado que "se ajusta a la climatología y normativa del Gobierno de Aragón en materia sanitaria" y ha agregado que con esta instrucción se intenta dar una "posible pauta" para que el hostelero que tenga una terraza "pueda realmente acondicionarla y explotarla comercialmente en invierno".

Natalia Chueca ha apostillado que el Ayuntamiento cuenta con una línea de 1,5 millones de microcréditos disponibles para que el sector pueda acogerse a esta medida de acondicionamiento de las terrazas. El plazo de solicitudes vence el próximo 3 de noviembre.

LISTADO DE ELEMENTOS

Respecto a las mesas, sillas, parasoles o sombrillas y otros elementos susceptibles de ser instalados, deberán reunir características precisas para su función, de material resistente, de fácil limpieza y buena calidad.

Serán del material menos ruidoso posible, debiéndose adaptar, en su caso, para provocar las mínimas molestias. Deberán armonizar entre sí y con el entorno en cromatismo, materiales y diseño.

Las mesas y sillas serán de material resistente, de fácil limpieza, buena calidad y de color inalterable. Deberán llevar protecciones de goma en sus patas para mitigar, en lo posible, los ruidos y provocar las mínimas molestias al vecindario. Se deberán mantener la distancia de 1,5 metros entre mesas que conviven en una terraza.

El mobiliario deberá tener un diseño y tratamiento cromático unitario, con colores adecuados al entorno. Se prohibirán los colores "estridentes".

La instrucción fija también las características generales que deberán tener las sombrillas, que serán de varillas, con apertura tipo paraguas y dispondrán de un único pie desmontable, dejando una altura libre de 2,20 metros como mínimo.

Respecto a los toldos, se recomiendan las porterías bitoldos por su facilidad de recogida, además de escaso impacto visual en modo plegado, y con carácter general se instalarán apoyados sobre jardineras o contrapesos.

PLAN URGENTE DE RESCATE FISCAL

Estas medidas de apoyo se suman a las anunciadas el pasado viernes que pasan por el Plan urgente de rescate fiscal que supondrá bonificar en 5,2 millones de euros de tasas e impuestos municipales a los sectores de la hostelería, el ocio, la cultura, el comercio, el taxi y la restauración.

Estas medidas extraordinarias conllevarán bonificaciones de un 30 por ciento en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), así como una rebaja del 50 por ciento en la tasa de veladores.

En total, más de 28.500 recibos del IBI de comercios, bares, restaurantes, hoteles y establecimientos culturales se verán beneficiados con una rebaja de 4.526.264 euros y, además, casi 2.000 veladores verán reducida su tasa en 2021 en 572.727 euros. También se bonificará un 50 por ciento el impuesto de circulación a los más de 1.777 taxistas que prestan servicio en la ciudad, lo que supondría una merma de ingresos para las arcas municipales de 103.609 euros.

Con esta iniciativa, el Ayuntamiento de Zaragoza completa las medidas fiscales ya adoptadas durante los últimos meses para ayudar a los negocios donde más impacto económico ha causado la pandemia de la COVID-19, contribuyendo así a la continuidad de los mismos y al mantenimiento, en la medida de lo posible, del empleo que generan en la capital aragonesa.

Una vez aprobadas y finalizada la tramitación administrativa de las propuestas del Plan Urgente de Rescate Fiscal, los beneficiarios de las bonificaciones deberán ser quienes las soliciten en el consistorio zaragozano a través de los medios que se habilitarán al efecto.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Aragón