3 de abril de 2020
17 de agosto de 2008

Las bajas de trabajadores autónomos en Aragón suben un 72,9 por ciento, con respecto al mismo periodo del año pasado

ZARAGOZA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un total de 10.859 autónomos aragoneses se dieron de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en el primer semestre del año, lo que supone un 72,9 por ciento más que en el mismo periodo de 2007, cifra que duplica la media nacional, que se sitúa en un 35,3 por ciento, según se desprende de un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA.

En las tres provincias aragonesas, el número de bajas de trabajadores autónomos fue mayor que el pasado año, hecho especialmente notorio entre los emprendedores turolenses, provincia donde en el primer semestre del año han cesado en su actividad un 125,5 por ciento más de autónomos que en las mismas fechas de 2007.

Por su parte, en Huesca ha habido un 82 por ciento más de bajas que en 2007, 1.191 en valores absolutos. Zaragoza fue la provincia aragonesa en la que el incremento en el número de bajas con respecto a 2007 fue menor, con un aumento del 63,5 por ciento en el número de bajas en el RETA.

Según explicó en un comunicado de prensa, la presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Aragón, Mayte Mazuelas, "la actual situación de crisis que está atravesando la economía española se ensaña de manera especial con los autónomos de nuestra comunidad".

Mazuelas añadió que "tenemos que tener en cuenta, que a partir del 1 de enero, los agrarios por cuenta propia pasaron a cotizar al RETA, y este colectivo tiene unas tasas muy elevadas de jubilación, lo que puede ser un motivo añadido para que el número de bajas de dispare de esta manera".

En cuanto a las altas de autónomos registradas en Aragón en el primer semestre de 2008, las tasas fueron un 15,8 por ciento superiores, lo que se traduce en 1.450 emprendedores aragoneses más que en 2007. Huesca ha sido la provincia aragonesa con mayor incremento en el número de altas en este periodo, con un 61,7 por ciento. En Teruel y Zaragoza las altas se han incrementado, con respecto a 2007, un 29,1 por ciento y un 1,5 por ciento, respectivamente.

La presidenta de ATA también quiso resaltar que "el número de altas registradas es también muy superior a idéntico periodo de 2007, lo que ha amortiguado en gran medida el elevado número de bajas, especialmente en la provincia de Huesca, y de lo que podemos deducir que el trabajo autónomo ha sido una alternativa real de empleo para muchos trabajadores de nuestra comunidad".

Para concluir, Mazuelas considera que "las Administraciones, tanto autonómicas como estatales deben incentivar el trabajo autónomo y frenar la escalada de bajas que se están produciendo en las actividades de los trabajadores por cuenta propia".