16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 10 de abril de 2008

    Barómetro (I).- La preocupación por el trasvase crece entre los aragoneses y se sitúa entre los principales problemas

    Después del paro, la vivienda y la inmigración, según refleja la última encuesta de opinión del Gobierno de Aragón

    ZARAGOZA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El trasvase del Ebro es el cuarto problema más importante para los aragoneses. Según refleja el Barómetro de Opinión de Aragón Invierno 2007-2008, la preocupación por el trasvase ha crecido 11,5 puntos respecto al muestreo anterior, pasando del octavo lugar, con un 8,6 por ciento, a la cuarta posición con el 20,1 por ciento.

    El paro es el principal problema para los aragoneses, con un 37,1 por ciento, seguido de la vivienda, con un 31,8 por ciento y la inmigración, con un 22,5 por ciento. Tras el trasvase, con un 20,1 de respuestas, figura en quinto lugar la economía, con un 13 por ciento, seguida del déficit de comunicaciones, con un 11,7 por ciento; la sanidad, con un 10,7 por ciento; la sequía, con un 10,4 por ciento; la despoblación, con un 10,2 por ciento, y la inflación, con un 8,1 por ciento.

    El Barómetro de Opinión ha sido elaborado por A+M para el Gobierno de Aragón, entre el 7 y el 16 de marzo. Se han realizado 2.600 entrevistas personales mediante cuestionarios en el ámbito de la comunidad autónoma. El margen de error es de +/-1,96 por ciento.

    Esta encuesta recoge como principales novedades entre las preocupaciones de los aragoneses la sequía, que pasa del 5,5 por ciento al 10,4 por ciento, y la situación económica general que pasa del 3,7 al 13 por ciento. A pesar de este último dato, más del 80 por ciento de los aragoneses piensa que su situación económica es buena, muy buena o regular. El déficit de comunicaciones y la despoblación, que en el anterior Barómetro se situaban entre los cinco problemas más importantes para los aragoneses, han sido desplazados por la economía y el trasvase.

    Al ser preguntados los encuestados por los tres problemas más importantes que existen actualmente en España, un 39,9 por ciento de las respuestas afirman que el terrorismo. Le siguen la inmigración, con un 37,6 por ciento, y el paro, con un 36,9 por ciento.

    El problema de la vivienda figura en el cuarto lugar, con un 32,5 por ciento de las respuestas, después la economía, con un 18,9 por ciento; la inflación, con un 11,6 por ciento; la delincuencia e inseguridad ciudadana, con un 8,8 por ciento, y la violencia doméstica, con un 7 por ciento.

    No obstante, los problemas que más afectan personalmente a los aragoneses son la vivienda, con un 31,6 por ciento; el paro, con un 23,4 por ciento y la inflación, con un 18,1 por ciento.

    Un 46,4 por ciento de los aragoneses considera que su situación económica es regular; un 31,3 por ciento afirma que es buena; un 13,7 por ciento la califica de mala; un 2,4 por ciento de muy buena; sólo un 2,9 por ciento dice que es muy mala. Un 61,7 por ciento asegura que en los próximos doce meses su situación económica se mantendrá igual; para un 15,4 por ciento mejorará un poco; un 12 por ciento cree que empeorará un poco; un 2,3 por ciento está convencido de que mejorará mucho y, por último, un 1,6 por ciento contesta que empeorará mucho.

    Un 35,1 por ciento opina que su situación económica personal o familiar depende mucho de circunstancias externas, mientras que un 32,8 por ciento asegura que depende del trabajo personal y de la actividad.

    Acerca de la situación económica de la comunidad autónoma de Aragón, un 54,8 por ciento de los encuestados señala que es regular; un 27,1 por ciento dice que es buena; un 11,6 por ciento, mala; un 1,2 por ciento califica la situación de muy mala y un 1,1 por ciento de muy buena. Además, un 51,7 por ciento apunta que en los próximos doce meses la economía en Aragón se mantendrá igual.

    Comparando la situación de la economía aragonesa con la del resto de España, un 50 por ciento estima que está igual; un 33,3 por ciento, que está peor y un 9,9 por ciento dice que está mejor.

    Respecto a la situación política en Aragón, un 44,8 por ciento opina que es regular; un 228,6 por ciento contesta que es buena; un 14,1 por ciento que es mala; un 2,7 por ciento que es muy mala y un 2,6 por ciento que es muy buena.

    En comparación con la situación política nacional, un 62,4 por ciento estima que es igual que en Aragón; un 18 por ciento, que es peor, y un 11,4 por ciento que es mejor. Dentro de un año, la situación política en Aragón seguirá igual para un 73,5 por ciento de los encuestados.