18 de octubre de 2019
14 de abril de 2014

Barón cree que España debe evidenciar en Europa "la importancia de la frontera sur"

Barón cree que España debe evidenciar en Europa "la importancia de la frontera sur"
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Parlamento Europeo y ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones en el primer gobierno socialista de Felipe González, Enrique Barón, ha considerado que España debe poner de manifiesto en la Unión Europea "la importancia de la frontera sur" del continente, "problema que tenemos en común con Grecia, Malta, Portugal e Italia", ante una zona del planeta, África, que es "la de mayor crecimiento demográfico del mundo y que conoce, desgraciadamente, el mayor número de conflictos y problemas".

Por eso, ha abogado por "organizar de la manera más eficaz posible políticas de inmigración y cooperación al desarrollo" y también "tratar de estabilizar y ayudar al desarrollo de África", un asunto que ha vaticinado que "nos va a acompañar mucho tiempo en un continente que necesita también inmigración" ante el envejecimiento de la población europea.

Barón ha pronunciado en el Patio de la Infanta de Zaragoza la conferencia 'La UE, una y trina: monetaria, económica y política', que ha clausurado el III ciclo 'Primera Plana de la Economía', organizado por la cátedra Ernest Lluch de la Universidad de Zaragoza y la Obra Social de Ibercaja.

En declaraciones a los medios de comunicación ha sostenido que "el problema no es solo Ceuta y Melilla, sino el paso del Estrecho" ya que "hemos creado un espacio interior sin fronteras, pero todavía no hemos desarrollado una política de inmigración y asilo".

A su parecer, España es "un país modélico" en la integración de los inmigrantes puesto que entre finales de los años 90 del siglo pasado y el año 2007, aumentó su población "un 17 por ciento", con "más de seis millones de personas que se incorporaron a nuestro país", siendo "el destino más importante de Europa", y, sin embargo, "no hay, aunque se ha intentado en algunos sitios y por algunas fuerzas, una reacción anti-inmigratoria".

Esto ha sido posible por "las políticas de integración que han sido positivas" y por la prosperidad que ha supuesto que la incorporación de inmigrantes haya aportado "sangre joven" y haya ayudado a financiar y mantener la Seguridad Social, aunque la situación ha cambiado con la crisis y su especial incidencia en el sector inmobiliario.

Barón, que ha abogado por que la cooperación no solo sea una acción de gobierno, sino también "descentralizada", ha comentado que la crisis ha puesto de manifiesto "posturas insolidarias, que en algunos países, en el nuestro no, han llevado a posturas casi xenófobas y racistas y limitadoras de la libertad de movimientos".

DEFENSA DE LAS LIBERTADES

La defensa de las libertades ciudadanas es, en su opinión, uno de los retos de la Unión Europea, junto con la igualdad de género y recuperar la cohesión y el bienestar. A su entender, "estamos emplazados y empeñados en hacer una UE que sea una democracia supranacional" de forma que logre la "unión monetaria, pero también económica y política" por lo que "esta es una casa en la que vivimos, pero que está a medio construir".

En este punto, ha comentado que las próximas elecciones europeas del 25 de mayo, "son relevantes porque es la primera vez que podemos no solo participar en la elección de la Comisión, sino decidir con el voto de una manera más directa quién va a ser el presidente de la Comisión", organismo "configurado como un Gobierno europeo desde el Tratado de Lisboa, con responsabilidades económicas y eso es muy importante, el momento más importante en democracia".

Barón ha manifestado que la UE "tiene desde el principio una vocación de federativa, pero en la que están Estados y ciudadanos". En ese camino, "hemos dado pasos importantes", con una unión monetaria gracias al euro, y sobre la que, con la crisis, los ciudadanos "se han dado cuenta de que perderla sería grave y serio", algo que "ayuda a ver la importancia de participar en la vida democrática".

El expresidente del Parlamento Europeo ha sostenido que otro reto es salir de la crisis y "fortalecer" la unión económica desarrollando la Estrategia 20/20, logrando que el 75 por ciento de la población de entre 20 y 65 años esté ocupada, un abandono escolar máximo del 10 por ciento, la investigación y el desarrollo y estar "en cabeza" en la lucha contra el cambio climático, así como "reducir la pobreza en 20 millones de personas", algo que "la crisis ha agravado mucho".

La recuperación del empleo y, especialmente del juvenil es una "prioridad absoluta", con "políticas activas y un esfuerzo importante en el sistema educativo", apoyado en el aprendizaje y la integración, ha enfatizado.

EUROPA Y EL MUNDO

Barón ha recalcado la importancia de "fortalecer la participación democrática" y, sobre el papel de Europa en el mundo, ha advertido de que "somos 500 millones y 28 Estados", pero el siete por ciento de la población mundial.

"Cada vez somos menos y queremos seguir manteniendo nuestra capacidad como primera potencia comercial del mundo", ante países como China y la India, y los emergentes de Brasil, México e Indonesia, por lo que "tenemos que espabilar para asegurar nuestro futuro y responder a los grandes desafíos de la humanidad, como son los Objetivos del Milenio, la lucha contra el cambio climático y conquista de niveles de bienestar".

Asimismo, ha señalado que hay "cuestiones importantes para nuestra estabilidad, como puede ser la situación en la Europa del este" y concretamente, "el caso de Ucrania".

Para leer más