11 de agosto de 2020
7 de julio de 2020

CaixaBank, Fundación 'la Caixa' colaboran con Cáritas Diocesana de Huesca para la adquisición de una furgoneta

CaixaBank, Fundación 'la Caixa' colaboran con Cáritas Diocesana de Huesca para la adquisición de una furgoneta
Ramon Román director Store Huesca de CaixaBank, Felipe Munuera Gil, director de Caritas Diocesanas Huesca y Javier Muñoz responsable accion social CaixaBank en Territorial Ebro - CAIXABANK

HUESCA, 7 Jul. (EUROPA PRESS -

CaixaBank, a través de su Acción Social, ha canalizado una aportación de 17.564 euros de la Fundación 'la Caixa' hacia Cáritas Diocesana de Huesca para la adquisición de una furgoneta que facilite la actividad social de la entidad. Con este vehículo, Cáritas realiza infinidad de actividades dando servicio a cerca de 1.500 personas
desde el momento de su adquisición hasta la actualidad.

Entre los múltiples usos que hasta la fecha se le han dado a la furgoneta cabe destacar el transporte de pequeños muebles y enseres entre los talleres de personas sin hogar y los almacenes, el traslado de materiales entre centros y el servicio a viviendas de acogida.

El vehículo ha facilitado también el transporte de materiales para acciones de sensibilización y campañas, en especial la celebrada en noviembre de 2019 dedicada a las personas sin hogar, las jornadas de solidaridad celebradas a finales de febrero de 2020 y el montaje y
desmontaje de una exposición de Cáritas Española en el Instituto Ramón y Cajal de Huesca.

La recogida de alimentos del Banco de Alimentos y distintas parroquias y su distribución o el traslado de técnicos y voluntarios a acciones de formación han sido otras funciones de gran utilidad.

Durante los momentos más duros de la pandemia el vehículo ha facilitado la labor de Cáritas con las personas sin hogar realojadas en pabellón Río Isuela, recoger material como mascarillas en casa de quienes las elaboraban y llevarlas a los lugares donde eran solicitadas o ayudar a los más vulnerables con la compra de alimentos o medicamentos.

Su uso, por tanto, ha sido para tareas muy diversas vinculadas principalmente a los programas de empleo de la entidad, pero también al servicio del resto de programas como el proyecto Ocupacional Restaura de Personas sin Hogar; el programa Viviendas de Acogida para familias y personas solas; los cursos promocionales y de formación para el empleo y el equipo de voluntariado y acciones de formación a causa de la COVID-19 ha dado servicio a 35 personas sin hogar, más de 200 sanitarios y técnicos de residencias y más de 100 familias que han recibido cualquier tipo de apoyo.