21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 7 de noviembre de 2010

    Caja Inmaculada organiza desde este domingo un ciclo sobre el nuevo cine rumano

    ZARAGOZA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El Servicio Cultural de Caja Inmaculada (CAI) ha organizado para los domingos del mes de noviembre un ciclo sobre el nuevo cine rumano, que se inaugura este domingo, día 7, con la película 'Cómo celebré el fin del mundo', del director Catalin Mitulescu.

    La proyección tendrá lugar a las 19.00 horas, en el salón de actos de la CAI. Las otras películas son 'La muerte del señor Lazarescu', de Cristi Piui; '12:08 al este de Bucarest', de Corneliu Porumboiu, y '4 meses, 3 semanas y 2 días', de Cristian Mungiu, han informado los organizadores en un comunicado.

    Las proyecciones son en versión original y con subtítulos en español. Las entradas pueden adquirirse en los cajeros CAI al precio de dos euros con tarjetas CAI y de cuatro euros si se emplean otras tarjetas.

    El Servicio Cultural de la CAI ha explicado que el nuevo cine rumano "ha pasado en los últimos años a ser el centro de las mejores críticas especializadas y ha obtenido numerosos premios en los más importantes festivales del mundo, como Cannes, Copenhague, Siena o San Sebastián".

    "Todo ello es especialmente destacable si se tiene en cuenta la modesta infraestructura con la que cuenta Rumania, que apenas produce unas 20 películas al año y que carece de un mercado interno donde comercializarlas, ya que es uno de los países donde el público va menos al cine" y "sólo hay 65 salas en todo el país", han precisado las mismas fuentes.

    En medio de este panorama ha surgido un grupo de cineastas rumanos "que, como reacción al cine propagandístico impuesto por el dictador Nicolae Ceacescu, destituido en 1989, producen películas de una gran calidad con el objetivo de ayudar a entender lo ocurrido en los últimos años en este país", han agregado. Son películas poco presente en las carteleras ya que sólo una de las cuatro películas ha podido verse en Zaragoza.