17 de julio de 2019
  • Martes, 16 de Julio
  • 25 de junio de 2019

    CCOO y UGT exigen mejorar las condiciones de los trabajadores del sector de la dependencia

    CCOO y UGT exigen mejorar las condiciones de los trabajadores del sector de la dependencia
    De izda. A dcha.: La secretaria del sector de servicios sociales de FSP UGT Aragón, Angélica Mazo, la secretaria general de FSP UGT Aragón, Alicia Hernández, la secretaria general de FSS CCOO Aragón, Delia Lizana, y la responsable de dependencia de FSS CCEUROPA PRESS

    ZARAGOZA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los sindicatos CCOO y UGT en Aragón han exigido mejorar las condiciones de los trabajadores del sector de la dependencia y aumentar las ratios de empleados por cada persona atendida en residencias, modificando para ello el decreto de ratios de personal 111/1992.

    En rueda de prensa, la secretaria general de la Federación de Servicios Públicos de UGT Aragón, Alicia Hernández, la secretaria del sector de servicios sociales de FSP UGT Aragón, Angélica Mazo, la secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Aragón, Delia Lizana, y la responsable de dependencia de FSO CCOO Aragón, Montse Gómez, han explicado la situación de estos 10.000 trabajadores aragoneses que atienden a más de 30.000 personas dependientes en esta Comunidad.

    Delia Lizana ha advertido de que a nivel estatal se está negociando el octavo convenio del sector, pero las conversaciones están "bloqueadas" desde hace algunas semanas, mientras que en Aragón "hemos avanzado en el reconocimiento a las personas dependientes" y en la reducción de listas de espera, pero "se ha olvidado a la parte invisible que son los trabajadores y sus condiciones laborales".

    Estas condiciones dependen del séptimo convenio nacional que se encuentra en situación de ultraactividad "y nos preocupa el bloqueo por parte de la patronal", ya que la dependencia se ha convertido "en un perverso negocio para las empresas", ha dicho tajante.

    Unos 10.000 trabajadores aragoneses, 250.000 en el conjunto del país, que desarrollan su labor en residencias de mayores, centros de día, teleasistencia y ayuda a domicilio en Teruel, se ven afectados por el convenio de la dependencia.

    En Aragón, el último convenio autonómico finalizó en 2004 y entre 2005 y 2007 se aplicó un acuerdo de eficacia limitada y en 2008 pasó a aplicarse el convenio estatal, que ahora está bloqueado. Además, los incrementos salariales están "congelados" desde 2012 y la mayoría de los trabajadores del sector tienen un sueldo inferior a los mil euros, con plantillas altamente feminizadas, dado que el 85 por ciento "como mínimo" son trabajadoras, ha apuntado Alicia Hernández.

    CONDICIONES "DIGNAS"

    La secretaria general de FSP UGT Aragón ha detallado que en esta Comunidad solo quedan seis residencias cien por cien públicas, mientras que el resto son privadas o tienen camas concertadas con la administración autonómica y aunque ha insistido en que es "innegable" el avance que han propiciado los gobiernos de izquierdas en materia de dependencia, no ha conllevado una mejora de las condiciones laborales. Por ello, ha reclamado la modificación del decreto de 1992 para disponer de unas ratios de personal "dignas".

    Al respecto, han precisado que ese decreto establece una ratio de un trabajador por cada tres residentes, pero no diferencia entre categorías ni turnos, por lo que se da la circunstancia de que un centro con cien residentes cumple la normativa con 30 trabajadores.

    La responsable de dependencia de FSS CCOO Aragón, Montse Gómez, ha recalcado que en este sector trabajan de forma mayoritaria mujeres, con contratos a tiempo parcial y con contrataciones que no cubren el cien por cien de la jornada, así como no se cubren las bajas.

    Ha observado que en 1992 las residencias tenían un modelo más ajustado a personas válidas, pero desde entonces se ha producido un cambio y ahora se destinan más a personas dependientes, lo que hace necesario adecuar la carga de trabajo al tipo de centro.

    Los trabajadores del sector sufren problemas musculoesqueléticos, dolores de espalda, estrés y las empresas "están abusando del régimen sancionador que lleva a despidos disciplinarios a coste cero".

    Asimismo, estos trabajadores están "presionados y cronometrados", dado que tienen doce minutos para levantar por las mañanas, asear y vestir a personas con dependencia, para poder levantar a cinco residentes por hora.

    PETICIONES

    Por todo ello, según ha detallado la secretaria del sector de servicios sociales de FSP UGT Aragón, Angélica Mazo, ambos sindicatos solicitan que ningún salario se encuentre por debajo de los 14.000 euros anuales, dado que existen doce categorías del sector que no llegan a esa cifra, entre ellos las de gerocultor, cocinero, jardinero, auxiliar administrativo, auxiliar de mantenimiento, recepción, limpiadora, pinche de cocina, ayudante, personal no cualificado, auxiliar de ayuda a domicilio.

    También reclaman incrementos salariales de entre el 3 y el 4 por ciento; la reducción de las jornadas de trabajo; la sustitución de trabajadores cuando se encuentren en situación de baja médica.

    Al nuevo Gobierno aragonés que se conformará le piden modificar el decreto de 1992 para aumentar las ratios y ofrecer una atención "de calidad" en los centros privados y concertados, teniendo en cuenta las diferentes categorías y turnos de trabajo; así como desean abrir una negociación con las empresas para intentar alcanzar un convenio autonómico.

    En caso de que no se inicien estas conversaciones, los sindicatos comenzarán una recogida de firmas en Aragón y han advertido de que "el sector está muy enfadado y quiere salir a la calle".

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Aragón