29 de mayo de 2020
21 de mayo de 2014

Un centenar de vecinos afectados en Almudévar por una tormenta

Daños en el cementerio, centro cultural y la residencia de mayores

Un centenar de vecinos afectados en Almudévar por una tormenta
EUROPA PRESS

   ALMUDÉVAR (HUESCA), 21 May. (EUROPA PRESS) -

   Un centenar de vecinos de Almudévar se han visto afectados por la fuerte tromba de agua que este martes ha causado daños en el municipio, en espacios como el cementerio, el centro cívico cultural y una residencia de mayores.

   Así lo ha explicado a Europa Press el alcalde de Almudévar, Antonio Labarta, al indicar que la fuerte tromba afectó al municipio durante dos horas, "de 16.30 a 17.30 se recogieron 70 litros y luego unos 20 más", con "unos 93 litros" por metro cuadrado recogidos en dos horas, acompañados por granizo con piedras "no muy gordas, del tamaño de un garbanzo o una lenteja".

   En los domicilios particulares los daños son "superficiales", los "clásicos" tras una fuerte tormenta, con desperfectos en los enseres y muebles que se encontraban en el suelo, si bien los vecinos estaban preocupados al comprobar cómo subía el nivel del agua en las zonas cercanas a la carretera nacional, ha comentado el alcalde.

   Además, una familia ha tenido que ser desalojada este miércoles ya que su casa presenta importantes humedades, el agua entró por la chimenea y ha afectado a distintas partes de la vivienda, paredes y muebles.

   La carretera "hizo una especie de dique", el agua no podía pasar "y se inundó esa zona", ha detallado. Las fuertes lluvias han afectado a los bajos de la residencia de ancianos; a las placas de escayola del techo del centro cultural y han provocado el hundimiento de algunas tumbas del cementerio, así como se inundaron garajes y sótanos de las casas.

   Labarta ha agradecido su trabajo a los bomberos voluntarios de la localidad y al personal de la Comarca y la Guardia Civil que "evitaron daños más considerables" gracias a su rápida intervención achicando agua y acordonando zonas inundadas. También ha elogiado la labor de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y de la comunidad de regantes por mantener limpios los cauces de los barrancos y acequias.

   Este miércoles, han visitado las zonas de campos, fincas y los caminos del municipio para comprobar el estado de las cosechas y han detectado una veintena de campos inundados. En todo caso, el alcalde ha afirmado que "no se han visto daños muy considerables y hoy parece que el tiempo dará una tregua".