23 de mayo de 2019
23 de agosto de 2008

El Centro de Estudios del Jiloca presenta un informe sobre los Humedales de la Sierra de Fonfría

TERUEL, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Estudios del Jiloca, en colaboración con la Fundación Biodiversidad e Ibercaja, han realizado un estudio sobre los Humedales en el LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) de la Sierra de Fonfría. El estudio se presenta hoy, a las 18.00 horas, en el salón social de dicha localidad.

En el acto estará presente el presidente del Centro de Estudios del Jiloca, José María Carreras, el coordinador del proyecto, Tomás Sanz, y sus autores: José Ramón López y Teresa Bellido. Esta última ha explicado que han invertido 16 meses en su investigación sobre estos humedales, que "son más que una mera charca".

En declaraciones a Europa Press, Bellido ha indicado que se eligió este lugar "porque es una zona muy poco estudiada hasta ahora". Además, "los humedales son los lugares de la tierra con más biodiversidad".

En este caso, el estudio ha permitido encontrar "un montón de especies, e incluso de rarezas de vegetación". En concreto, se trata de tres especies vegetales que "se encuentran cerca de las charcas y en zonas poco profundas", hasta ahora "se había citado que existían ahí, pero lo hemos podido constatar".

Entre las especies que más abundan se encuentran, los anfibios, entre ellos "la 'ranita de San Antón' que, está clasificada como de interés especial", ha comentado la especialista.

Además, ha precisado que "este año y con la sequía, los humedales han estado llenos menos tiempo y esto les ha afectado". De hecho, ha precisado, ha habido "menos presencia de estos anfibios".

En cuanto al agua, ha señalado que, "en general, es de buena calidad". Así, "han crecido plantas acuáticas que son indicadores de buena calidad de las aguas".

No obstante, ha matizado, "hemos detectado algunos picos de contaminación puntuales, que pueden ser debidos incluso a situaciones naturales porque el agua se acumula por escorrentías, pero en general la calidad es buena".

EL VALOR DE LOS HUMEDALES

Bellido ha recordado que los humedales no son "simples charcas" y por eso ha insistido en que tienen muchas ventajas, como su biodiversidad y el papel que desempeñan para el control de avenidas ya que "retienen el agua impidiendo que llegue a las localidades". También sirven para recargar los acuíferos "e incluso se utilizan en la extinción de incendios, cuando hay masas forestales cerca".

Una de las amenazas de los humedales son las sequías y otra los "ataques" por parte del hombre, que no son habituales en el caso de Fonfría, pero sí en otros lugares, donde "se utilizan como escombreras e incluso se introducen diferentes especies de peces para la pesca".

Para una adecuada gestión de estos lugares, el estudio establece algunas pautas. Por ejemplo, para futuras épocas de sequía "hay que evitar que no se colmaten", según ha comentado la especialista.

Bellido ha señalado que "cuando el fondo del humedal se llena de barro, el nivel de agua acumulada es menor". La forma de evitarlo es hacer unas 'pre-balsas' en las que queden depositados los sedimentos, de manera que al humedal llegue el agua limpia.