26 de junio de 2019
25 de agosto de 2008

La climatología retrasa la cosecha de invierno en el Alto Aragón, en un año calificado de "normal" por Asaja-Huesca

HUESCA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El pesimismo en el sector durante los meses de marzo y abril por la ausencia de las lluvias no hacía presagiar que finalmente las precipitaciones cambiarían la situación para hacer de éste un año "normal".

Así lo manifestó el técnico de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) en Huesca, Ramón Ballarín. Las consecuencias climatológicas se derivan en que, al retrasar la siembra, la cosecha será tardía.

Según los datos aportados por Asaja-Huesca, en Aragón se han sembrado 70.000 hectáreas de maíz; 60.000 de alfalfa y 9.000 de arroz y en la provincia de Huesca se han sembrado 40.000 hectáreas de maíz; 30.000 de alfalfa y 7.000 hectáreas de arroz.

Ballarín valoró que "esto es lo que se suele sembrar, pero quizá haya una tendencia al alza en los cultivos de primavera como maíces o forrajes, en detrimento de cultivos como el arroz que eran cultivos que tradicionalmente se regaban a pie".

El técnico de Asaja-Huesca apuntó que en Aragón "se han llegado a poner catorce o quince mil hectáreas de arroz y ahora estamos en nueve, diez mil hectáreas y eso ha derivado a otros cultivos porque han cambiado los sistemas de riego".

Respecto a los cereales de invierno, dijo que "este año se ha sembrado más por el temor de que los recursos hídricos fueran más escasos".

Ballarín añadió que éste es un año "normal", aunque "se temió que no fuera así porque en el mes de marzo y abril estábamos muy pesimistas ya que los recursos hídricos estaban bajo mínimos; afortunadamente, después, llovió".