1 de junio de 2020
28 de marzo de 2020

La Comarca de los Monegros reestructura la prestación de servicios sociales para adaptarse a la pandemia del COVID-19

HUESCA/ZARAGOZA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comarca de Los Monegros ha reestructurado la prestación de servicios sociales a los vecinos con el objetivo de adaptarse a las necesidades que puedan surgir con motivo de la pandemia del coronavirus.

"Desde que se mandaron las directrices del Gobierno de Aragón nos pusimos en marcha para prestar el menor número de servicios posibles a domicilio", ha explicado la directora del Centro Comarcal de Servicios Sociales, Chus Zapater, en declaraciones a Europa Press. El objetivo de esta acción era limitar la exposición de los trabajadores y auxiliares y atender los casos que fueran prioritarios.

De esta manera, en la primera semana del estado de alarma se establecieron turnos para los trabajadores sociales, educadores y el personal administrativo, de forma que "se ha limitado" la atención presencial y se ha primado la telefónica.

En este sentido, desde el comienzo el confinamiento por el coronavirus, el pasado 15 de marzo, se han realizado más de 600 llamadas de seguimiento con el fin de "detectar las necesidades" de personas mayores o en riesgo de vulnerabilidad.

Al mismo tiempo, se han tramitado un total de 100 bajas voluntarias de los usuarios de servicios sociales de la comarca, mientras que la institución comarcal ha hecho lo mismo con otros 94 usuarios para centrar los recursos en aquellas personas que vivan solas o no puedan tener "ningún soporte familiar", que ascienden a 100 en este territorio.

AUXILIARES

Además, la comarca ha decidido mantener "en reserva" a 13 de los auxiliares que normalmente prestan servicio y que ahora se encuentran en sus domicilios de manera preventiva por si fueran requeridos para asistir a personas aisladas o enfermas por el patógeno.

Asimismo, otros 4 trabajadores han sido puestos a disposición de la residencia de mayores de Sariñena (Huesca) para reforzar la plantilla del centro y otros tantos no se encuentran trabajando por pertenecer a los colectivos de riesgo frente a la enfermedad.

De este modo, la comarca está atendiendo, con un total de 45 trabajadores sociales, las necesidades de aquellos vecinos que precisen de asistencia en las tareas domésticas, levantamiento de encamado o de aseo personal.

En concreto, Zapater ha resaltado la importancia de la limpieza que se hace en los domicilios de personas de edad avanzada para que su entorno esté "lo más higiénico posible" y prevenir frente a posibles contagios.

Todos los profesionales que se encuentran realizando este trabajo cuentan con el material sanitario necesario como gafas, mascarillas, guantes y calzas. Además, la institución comarcal se encuentra a la espera de recibir un pedido de mascarillas.

DISPOSITIVO DE INTERVENCIÓN PSICOSOCIAL

De igual manera, se ha llevado a cabo la redacción de un protocolo de coordinación entre los centros de salud de los Monegros con el objetivo de coordinar a los trabajadores y dar respuesta a las necesidades que puedan surgir de las personas que se vean afectadas por el coronavirus.

En concreto, se ha puesto en marcha un dispositivo de intervención psicosocial que se centrará en la residencia de mayores de Sariñena --donde se ha registrado el mayor número de contagios de la comarca--, para prestar apoyo psicológico e información a los enfermos pero también a sus familias y a los trabajadores del centro.

Por último, Zapater ha indicado que la comarca se encuentra también en "continuo contacto" con los alcaldes de sus diferentes municipios que son los que se encargan de prestar los sistemas de reparto de comida y medicinas a domicilio.

Para leer más