30 de marzo de 2020
14 de septiembre de 2009

El comité de Opel se reúne con Sebastián para que les informe de los encuentros mantenidos con implicados en la venta

ZARAGOZA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de la planta de Opel España, ubicada en la localidad zaragozana de Figueruelas, se reúne hoy en Madrid con el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y la secretaria general del ramo, Teresa Santero, en un encuentro en el que esperan recibir información de las reuniones mantenidas con representantes de empresas implicadas en la venta de Opel Europa a Magna o de Gobiernos alemanes y europeos.

Según informó el secretario del comité de empresa, Pedro Bona, en declaraciones a Europa Press, en este encuentro, que comenzará a las 17.00 horas, esperan conseguir más información sobre la venta y detalles del plan industrial de Magna, entre otras cosas.

Además trasladarán a los representantes de Industria su decisión de no asumir el plan de ahorro propuesto por la nueva dueña de Opel Europa "si no cambia el plan industrial propuesto en julio" y pedirán que tanto el Gobierno central como el autónomo "condicionen sus avales" a dicho cambio.

También hoy se va a celebrar una conferencia de todo el foro europeo de trabajadores para preparar la reunión que tendrá lugar en Amberes (Bélgica) el próximo día 23 de septiembre; y está previsto un encuentro del comité con los directivos de Magna, que aún no tiene fecha.

El consejo de administración del grupo automovilístico estadounidense General Motors (GM) aceptó la venta de una participación mayoritaria del 55 por ciento en su filial alemana Opel al fabricante canadiense de componentes para vehículos Magna, mientras que a través de este acuerdo los trabajadores mantendrían un 10 por ciento del capital y General Motors el 35 por ciento restante.

General Motors recomendó, de esta forma, aceptar la oferta realizada por Magna en combinación con el banco ruso Sberbank para que se convierta en el nuevo dueño de Opel. No obstante, la corporación señaló que los detalles de la operación se finalizarán en las próximas semanas, ya que falta la aprobación por parte de los sindicatos y la consecución de una línea de financiación del Gobierno alemán.

El plan de Magna y de su socio ruso Sberbank contempla la eliminación de 10.500 empleos en Europa, de los que alrededor de 1.700 despidos corresponderían a la planta de Figueruelas (Zaragoza), teniendo en cuenta que la producción asignada para la planta aragonesa se reduciría a 320.000 unidades.