23 de febrero de 2020
12 de agosto de 2008

La concesión de visados de obra nueva para uso residencial en la provincia de Teruel desciende un 15 por ciento

TERUEL, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

La concesión de visados de obra nueva para uso residencial en la provincia de Teruel descendió un 15 por ciento en los cinco primeros meses de este año, respecto del mismo periodo de 2007. Así que la tendencia deja de ir al alza, como sucedía desde el año 2002. El presidente de la Asociación de Constructores de la Provincia de Teruel, Francisco Javier Gamón, aseguró que "a pesar de que es una caída menor que en el conjunto de España y de que, Teruel no tiene grandes altibajos, ya se va marcando la misma tendencia que en el resto del país".

En declaraciones a Europa Press, Gamón afirmó que la situación de este sector en Teruel es como la del resto del país, pero "aquí todo, las subidas y las bajadas, llegan más tarde". Así relató que "a principio de año cayó, en un porcentaje importante, la construcción de pisos, pero nos damos cuenta que, desde mayo, la caída está siendo más pronunciada", por eso afirmó que "llegaremos a la tendencia del resto de España".

Además, alertó de que el hecho de que se vise y construya menos puede hacer que "después haya falta de viviendas. Si no se empiezan nuevas obras, esperemos que no nos llegue ese momento, porque el stock se acabará".

Respecto a la situación económica, se mostró convencido de que "hay que reconocer que estamos en crisis, que parece que ya se ha hecho". Después, afirmó, "con los datos que tenemos ya sabemos a dónde tenemos que ir. Además, hay que emprender medidas de forma valiente y rápida" ya que "todo lo que tardemos, será más difícil de arreglar".

Entre esas medidas se encuentra, según Gamón, la promoción de viviendas de protección oficial, e incluso "poder vender algunas de las promociones que estaban hechas libres, acomodándolas a los criterios de la promoción pública".

Gamón se mostró convencido de que hay más posibilidades: "Tiene que haber obra pública, de hospitales, guarderías" y sería bueno, apostilló "que las edificaciones que el Gobierno de Aragón tuviera pensado hacer en un periodo de cuatro años, las adelantara a esta etapa de crisis".