20 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

La CREA reclama a la administración "que frene la orgía de gasto" y muestre "liderazgo" para salir de la crisis

Su presidente, Jesús Morte, defiende una reforma laboral para ganar competitividad, que podría aprobarse en el primer semestre de 2010

ZARAGOZA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), Jesús Morte, reclamó hoy a la Administración "que frene a la orgía de gasto" y muestre "liderazgo positivo" para contribuir a la salida de la crisis.

En una rueda de prensa en Zaragoza, Morte consideró que "la orgía de gasto público no puede seguir así" porque "es curioso" que en España "el único elemento creador de empleo siga siendo el Estado, superando con creces cualquier porcentaje de aportación de funcionarios de cualquier país".

Así abogó por "un criterio de proporcionalidad" para que la Administración se adapte a la crisis, "al igual que ha hecho el resto de la sociedad". "La Administración sigue gastando sin demasiado miramiento el dinero que recauda de la población destinando el 60 por ciento de los ingresos a fines no productivos y sólo el 20 por ciento a inversión y así nos costará mucho más establecer el nivel de desarrollo necesario para salir de la crisis", aseveró.

En este sentido sostuvo que "dependemos de siete administraciones diferentes, un río demasiado grande para poder navegar por él que debe acortarse y gestionarse bien". "Han vivido años de desarrollo y ahora llega la crisis y deben adaptarse como han hecho los empresarios", afirmó.

Morte explicó que en una época de crisis la Administración "no puede estar separada de la situación" y su primera obligación es "atender a las necesidades urgentes y reales de la economía actual" con inversión en obra pública "sin dejar de lado que la iniciativa privada colabore" y aplicar "un esfuerzo de austeridad importante en la gestión del gasto que nos vendrá bien como ejemplo".

Además, el presidente de la CREA consideró que el Gobierno debería "liderar el cambio de una economía de desarrollo económico y social posible que está poco indefinido". "Alguien debería liderar el elemento positivo de futuro, hay falta de liderazgo político y eso hace que la gente se deje llevar por sus emociones y miedos y limite el consumo", aseveró.

En este sentido, Morte informó de que en Aragón y España se sufre una caída importante de la demanda "que tiene mucho que ver con lo emocional". "El 65 por ciento de los trabajadores percibe igual o más salario que en años anteriores y no consume por miedo, lo que, unido al 35 por ciento restante afectado por paro o expedientes, hace que no se venza la crisis", aclaró.

REFORMA LABORAL

En esta rueda de prensa, Morte defendió la necesidad de acometer una reforma laboral "que aminore los trámites burocráticos y los costes de las empresas" además de "establecer un escenario capaz de modernizar la actual normativa laboral --algunas normas son de los años 70-- sin menoscabo de los derechos de los trabajadores".

"No podemos mantener una estructura que no hable de aspectos como competitividad, productividad, absentismo, flexibilidad en el mercado laboral y acuerdos en el despido". En este puntó aclaró que la patronal "nunca ha pedido el despido libre, sino una modalidad que conforme a las dos partes".

Así, el responsable de CREA añadió que "la mala normativa actual hacer perder competitividad" y consideró que son necesarios "acuerdos que sustenten la relación estrecha entre trabajadores y empresarios".

En este punto, Morte consideró que, si bien no se puede concretar una fecha, "el primer semestre de 2010 va a ser muy importante en concertación social y veremos acuerdos que van a ser muy complicados y difíciles, pero inexcusables".

PREVISIÓN 2010

Por otro lado, Morte aprovechó su intervención para hacer una previsión de la situación económica de 2010 y consideró que el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, acometió un "exceso verbal" al decir que se saldría de la crisis en quince días pues, aunque las previsiones indican un cambio de ciclo y en 2010 se producirá un ascenso, "no se puede hablar de recuperación".

"Se parte de la comparación con trimestres realmente pésimos, se mantiene las dificultades acuciantes de miles de empresas --financiación, morosidad y demanda-- y el desempleo no podrá reducirse hasta que la economía crezca entorno a un dos por ciento", lamentó.

Morte consideró que este cambio de tendencia "es bueno pero no significa la salida de la crisis" porque además "el incremento de la morosidad va a frenar el crecimiento".

"Es el momento de poder en marcha palabras como productividad o nivel de absentismo --en España es del 8 por ciento, "una barbaridad mucho mayor en el sector público que en el privado"--; medidas como el Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón están bien pero todo es poco y sólo saldremos de la crisis con la suma de todos", relató.

El Avance Económico de la CREA para 2009 refleja que el año se ha caracterizado por una crisis económica mundial "muy grave", que en España ha provocado un fuerte descenso interanual del Producto Interior Bruto.

La crisis alcanzó todos los sectores productivos, pero es la industria en que está sufriendo efectos de forma más acusada por ser el más dañado por el desplome de la demanda internacional y tan afectado como la construcción por las fuertes restricciones crediticias.

Precisamente, esta mayor afección, unida a la mayor especialización de Aragón en este sector, es una de las causas del empeoramiento diferencial sufrido por la economía aragonesa en los primeros trimestres. A ello se unió "la bajada del escalón" que supuso el impulso de la Expo 2008, la también mayor especialización aragonesa en el sector del automóvil y las dificultades e incertidumbres entorno a General Motors.

Pero, "sin duda, el elemento más propiamente característico" de la evolución económica española de 2009 y, dentro de ella, Aragón, es el "enorme crecimiento del desempleo" ya registrado en anteriores crisis. "España ha destruido 1,5 millones de empleos en apenas un año, alcanzando una tasa de paro del 17,9 por ciento en el tercer trimestre, muy por encima de los países de nuestro entorno, que sufren la misma crisis", lamentó.

Una tasa de paro que en Aragón se sitúa en el 12 por ciento y que ha significado también el cierre de 3.000 empresas en la comunidad. "Ningún empresario quiere prescindir del capital humano, el primer valor de la actividad, pero me alegro de que haya cobertura social para los trabajadores que impida lo que les ocurre a los empresarios".

"Alguien debería hacer un reconocimiento público también a estas empresas que en la mayoría de los casos cierran sin subvenciones, ni paro, y a veces han dejado en el camino todas sus pertenencias personales. Somos más partidarios de incentivar el empleo y no de subvencionar el paro, lo que pasa por ayudar a las empresas", aseveró.

El déficit público, que superará el diez por ciento en España este año, es otro de los problemas básicos de la situación económica actual "que nos resta competitividad y aumenta las dificultades de acceso al crédito".

Unas datos que muestran que, pese a no ser el país con mayores descensos del PIB, España sufre con más crudeza problemas derivados de la recesión, lo que hace "imprescindible" reformas urgentes para no perder la senda de reactivación ya iniciada por otros países, detener la caída de competitividad, facilitar la actividad empresarial y crear empleo.

Entre ellas destacan la reducción de trabas burocráticas y costes empresariales, la modernización del mercado laboral, la reducción del gasto público y el impulso a la innovación, la internacionalización y el espíritu emprendedor.