21 de octubre de 2020
6 de febrero de 2020

Los detallistas del Mercado Central de Zaragoza tildan de "espectacular" la venta del primer día de la reapertura

Los detallistas del Mercado Central de Zaragoza tildan de "espectacular" la venta del primer día de la reapertura
Inauguración del Mercado Central de Zaragoza - DANI MARCOS

ZARAGOZA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Detallistas del Mercado Central Juan de Lanuza, José Carlos Gran, ha calificado de "espectacular" las ventas que han registrado este jueves, 6 de febrero, el día de la apertura al público de este equipamiento municipal después de casi dos años de obras para acometer una reforma integral.

"Ha venido un montón de gente por la mañana y también por la tarde. Sigue lleno. No sé cuántas personas han podido venir, pero el trasiego de gente es incesante", ha descrito desde su puesto de venta de pollo.

Como dato ilustrativo ha indicado que a las 13.00 horas de este jueves había unas 12.000 personas para calcular que a lo largo de la jornada se superarán las 20.000 visitas.

En declaraciones a Europa Press, José Carlos Gran ha indicado que la venta "va muy bien en todo el Mercado Central" y las expectativas apuntan a que "se venderá bastante, mucho más que un día normal". Se ha reforzado el personal al pasar de 250 a 350 trabajadores en una semana, que "vienen con mucha ilusión y ganas de vender".

Los clientes pueden acceder al Mercado Central en horario ininterrumpido, de 9.00 a 20.00 horas los días laborables, mientras que el sábado se reduce a la mañana el horario comercial, entre las 8.00 y las 14.30 horas.

Los cuatro puestos de restauración, que se han colocado en el centro del pasillo central están abiertos desde las 6.00 a las 1.30 horas, todos los días de la semana, y se amplía a las 2.30 horas las vísperas de festivos.

"EXCELENTE"

Precisamente, esta iniciativa de no cerrar a mediodía ha sido muy aplaudida por los clientes, ha asegurado Gran, al tiempo que ha reiterado, mientras atiende a un cliente, "lo bonito, maravilloso y esplendoroso que ha quedado".

Entre las ventajas de la reforma ha comprobado que los puestos de venta son "más grandes, vistosos, más anchos, con más espacio para el vendedor y unos mostradores que mejoran la presentación del producto y lo hacen más atractivo para el comprador".

Gran también se ha referido a la relación con el Ayuntamiento que ha calificado de "excelente", tanto con el actual equipo de gobierno que forman la coalición PP-Ciudadanos, como con la anterior de Zaragoza en Común (ZeC), que inicia la reforma.

"Las verdad es que hemos sido muy bien recibidos por las dos corporaciones y la intención es mantener esa cordialidad porque son socios de nuestro trabajo diario", ha concluido diciendo.

REFORMA

La reapertura del Mercado Central de Zaragoza ofrece 69 puestos de venta operativos, después de dos años de obras para acometer una reforma integral en la que se han invertido cerca de 9 millones de euros.

Los consumidores pueden adquirir distintos productos de alimentación en los 13 puestos dedicados a la venta de carne, 11 a alimentación variada, 7 a pollería y platos precocinados, 12 a pescados y congelados, 13 a frutas, verduras y flores y tres a menuceles.

A estos puestos se suman otros 4 de restauración, que se localizan justo en el centro, a la altura de las entradas laterales. De esta forma, la nueva distribución interior ofrece 78 puestos, de los que nueve están pendientes de sacar a concurso.

El espacio interior se ha reorganizado sobre el anterior diseño y al pasillo central se suman otros dos laterales, que permiten ver su interior desde la calle a través de los grandes ventanales de todo el perímetro del edificio.

La accesibilidad es otro aspecto que ha mejorado al disponer de dos ascensores laterales, además de una rampa y se ha respetado la escalinata, tanto en el acceso norte, como sur. También conecta con el aparcamiento de la avenida de César Augusto.

El color de la estructura es otra novedad de esta reforma, ya que frente al verde que ha predominado en los últimos años se ha recuperado el original, gris plomo, después de limpiar hasta 14 capas de pintura en algunas zonas.

Realizado en hierro y cristal, este equipamiento municipal modernista se inaugura en 1903 después de que el autor de su diseño, Félix Navarro, descubriera en la Exposición Universal de París de 1889 la combinación de ambos elementos en la arquitectura que traslada a la lonja de Zaragoza.