20 de enero de 2020
18 de diciembre de 2009

La Diputación de Huesca aprueba el presupuesto de 2010 que asciende a 83 millones de euros, con el voto en contra del PP

HUESCA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) aprobó, en la sesión plenaria celebrada hoy, el borrador de presupuestos planteado por el equipo de gobierno, PSOE, PAR y CHA, que asciende a 83 millones de euros, para el años 2010, con el voto en contra del PP, que argumentó que no solucionan los problemas de los ayuntamientos altoaragoneses.

El presupuesto se reduce en 10 millones de euros con respecto al ejercicio anterior, a causa de la caída de ingresos procedentes del Estado. El gasto corriente, supone un 38 por ciento del presupuesto total y asciende a 37 millones de euros, un 15 por ciento menos que el año pasado.

La diputada socialista, responsable del área de Hacienda, Lourdes Arruebo, defendió que estos presupuestos mantienen el compromiso de la Diputación con los ayuntamientos. Señaló que "se ha reducido el gasto corriente lo máximo posible, en concreto cinco millones de euros con respecto al año pasado, para destinar todos los esfuerzos de esta diputación a seguir invirtiendo en los Ayuntamientos y colaborando con las asociaciones que trabajan en nuestro territorio y que generan actividad y riqueza en los municipios".

Arruebo se refirió además de a la inversión que se lleva a cabo desde la Diputación de Huesca, a otra que llega de otras administraciones, como los 15 millones que se invertirán en cinco proyectos de cuatro comarcas oscenses y de la Reserva de la Biosfeara de Ordesa-Viñamala.

Estas actuaciones están contempladas en un convenio para proyectos piloto del programa de desarrollo rural firmado entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Aragón. La responsable del área de Hacienda también hizo hincapié en los casi 395 millones de euros que a lo largo de 2010 se invertirán en la provincia altoaragonesa con fondos y partidas de los Presupuestos Generales del Estado. A esto hay que añadir otras inversiones como las 296 obras de depuración en los núcleos pirenaicos, fruto igualmente de un convenio entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de Aragón.

Para la diputada socialista la reducción del gasto corriente en un 15 por ciento, el incremento del 49,30 al 50,79 por ciento en el gasto de inversión, y el esfuerzo especial hacia los ayuntamientos, en especial a los de menos de 5.000 habitantes, al recibir menos dinero de los Planes Estatales de Inversión Local, son otros datos que reflejan la voluntad de los Presupuestos de la Diputación de Huesca para 2010.

Por su parte, el portavoz del PP, Antonio Romero, argumentó su voto en contra alegando que "éste no es un buen presupuesto" ya que "no soluciona los problemas de liquidez de los ayuntamientos". Añadió que "estas cifras no van a generar más empleo y tampoco solucionan un grave problema por el que ahora están atravesando los ayuntamientos que es su falta de liquidez y de recursos".

El portavoz del Partido Aragonés (PAR), José María Abarca y el portavoz de Chunta Aragonesista (CHA), José Torralba, señalaron que la bajada del presupuesto no ha repercutido en la ayuda a los ayuntamientos.

Abarca dijo que "una bajada de un presupuesto cifrada en un diez por ciento se enmarca en un escenario de crisis, pero este es un presupuesto contra la crisis. La evidencia de la caída de los ingresos del Estado se manifiesta en estos presupuestos y difícilmente había margen de maniobra para mejorarlos, por lo que hemos reducido el gasto corriente y así mantener un porcentaje de apoyo municipal".

Torralba manifestó que "la Diputación percibe fondos del Estado y estos se han reducido, pero hemos logrado mantener el nivel inversor de cara a los municipios".