10 de diciembre de 2019
3 de junio de 2009

La Diputación Provincial se compromete a impulsar un código de buen gobierno

ZARAGOZA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para la Defensa de la Función Pública Aragonesa ha anunciado en un comunicado, que el responsable del Gabinete de la Presidencia de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha comunicado a esta asociación el compromiso del presidente Javier Lambán de impulsar la aprobación de un Código de Buen Gobierno para la Institución. Asimismo, la Diputación invitará a los municipios de la provincia de Zaragoza a adoptar el mismo compromiso.

La asociación celebra tanto la decisión adoptada, correspondiente al impulso de un Código de Buen Gobierno para la Diputación de Zaragoza, como el hecho de que con dicha respuesta, además de aceptarse la sugerencia realizada por la propia asociación a la DPZ, se asegure "el respeto al derecho fundamental de petición que la Constitución reconoce a todos los ciudadanos" y que esta Asociación ejerció, ya el pasado mes de noviembre, ante las tres Diputaciones Provinciales y las alcaldías de Zaragoza, Huesca y Teruel.

Desde la Asociación valoran "muy positivamente" que la Diputación Provincial de Zaragoza, finalmente, haya aceptado la petición formulada y asuma el compromiso de impulsar un Código de Buen Gobierno, aunque la respuesta se produzca fuera del plazo legal marcado por la Ley Orgánica 4/2001, reguladora del Derecho de Petición, y la Asociación se ha visto obligada a quejarse ante el Justicia de Aragón por la falta de respuesta.

El Código de Buen Gobierno ha de suponer un compromiso público de los responsables políticos de una Institución con los ciudadanos para ejercer su actividad conforme a los principios de "transparencia, eficacia y dedicación plena a sus funciones, evitando toda aquella actividad o interés que pudiera comprometer su independencia e imparcialidad o menoscabar el desempeño de sus deberes públicos", precisa la Asociación.

La Diputación Provincial de Zaragoza "parece asumir, con su decisión, la importancia que tales documentos representan para hacer visibles a los ciudadanos el necesario compromiso ético de los responsables políticos y los criterios de actuación exigibles a los altos cargos de una institución en la gestión de los intereses públicos", señalan desde la Asociación.

Dichos Códigos de Buen Gobierno son, además, una "pieza esencial" para asegurar la funcionalidad de los códigos de conducta que para el conjunto de los empleados públicos de las Administración Públicas vino a establecer el Estatuto Básico del Empleado Público, aprobado en el año 2007.

Finalmente, desde la Asociación confían en que la decisión de Lambán "sirva de estímulo" para adoptar similares compromisos por parte de las restantes Diputaciones Provinciales, alcaldes de localidades aragonesas, responsables comarcales y, "por supuesto", por el Gobierno de Aragón.