24 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

El director general de Tributos dice que los datos de la recaudación por impuestos cedidos "no son buenos" este año

El director general de Tributos dice que los datos de la recaudación por impuestos cedidos "no son buenos" este año
El director general de Tributos del Gobierno de Aragón, Francisco Pozuelo. - CORTES DE ARAGÓN.

ZARAGOZA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director general de Tributos del Gobierno de Aragón, Francisco Pozuelo, ha afirmado este lunes que los datos de la recaudación por impuestos cedidos "no son buenos este año". Ha comparecido en Comisión de las Cortes de Aragón, donde ha dejado claro que "no se prevén modificaciones al alza de ningún impuesto", lo que parece "prudente y recomendable", ha dicho Pozuelo.

En su intervención, Pozuelo ha explicado que la recaudación ha descendido por los efectos de la pandemia de la COVID-19, que ha reducido la renta y el consumo, paralizando la economía durante el estado de alarma. Los gravámenes que presentan peores datos son los de determinados medios de transporte, el juego y transmisiones patrimoniales. Ha apuntado que dentro del fondo del Estado para las comunidades autónomas hay un importe para compensar la pérdida de ingresos tributarios.

En sucesiones la caída es del 42 por ciento hasta julio, respecto al mismo periodo de 2019, lo que a su juicio se debe a que las liquidaciones del primer semestre del año pasado se realizaron conforme a la normativa anterior a la reforma fiscal de 2018, que introdujo "sustanciales beneficios", pero también porque el plazo de presentación de las liquidaciones se ha ampliado hasta el 1 de octubre. De hecho, hasta la primera semana de septiembre se había presentado un 22 por ciento menos de liquidaciones que en 2019.

El impuesto sobre el patrimonio ha tenido "un buen comportamiento" y no se ha visto afectado por la pandemia, con 42 millones de euros recaudados hasta agosto, por lo que el Gobierno considera "cumplido" el objetivo presupuestario.

La caída de la recaudación en el impuesto de transmisiones patrimoniales ha sido del 28 por ciento al bajar las autoliquidaciones, a consecuencia del descenso de la actividad económica. "El confinamiento ha impedido que los contribuyentes fueran a las notarías a escriturar" y, además, el pago de este impuesto por todas las operaciones que se hayan podido realizar entre marzo y septiembre se puede aplazar hasta el 1 de octubre.

En cuanto al impuesto sobre actos jurídicos documentados, la recaudación ha bajado un diez por ciento y las liquidaciones un 22 por ciento, ha continuado el director general, quien ha hecho notar que el sector inmobiliario "se ha visto afectado" por la pandemia.

La caída de la recaudación por el impuesto sobre el juego ha sido "espectacular", aunque los plazos se han ampliado hasta el 1 de octubre, y el que atañe a determinados medios de transporte presenta una caída superior al 70 por ciento, posiblemente por la caída de la renta.

FONDO COVID

"Aunque los datos de este bloque de impuestos cedidos no son satisfactorios", las medidas dispuestas en el Real Decreto-Ley que regula el Fondo COVID del Estado permite recibir "compensaciones", por lo que "habrá una compensación casi total por este bloque", ha dicho Pozuelo.

También ha dicho la transferencia por la compensación de la disminución de ingresos, a través del Fondo COVID del Estado, "llegará oportunamente", no en septiembre.

En el conjunto de la cesta de impuestos, el bloque más importante es el de la financiación autonómica, que incluye el IRPF, el IVA y la mayor parte de los impuestos especiales, que suman el 86 por ciento de los ingresos tributarios. La previsión es de 3.345 millones de euros y la liquidación puede ser superior.

Las entregas a cuenta ofrecerán un riesgo en 2022, "cuando se conozcan los datos definitivos" de la recaudación que lleva a cabo el Estado "y entonces eche cuentas con las comunidades".

Por otra parte, el director general ha comentado que la reforma del ICA conlleva "una gran carga de trabajo" y es "complicada". Ha asegurado que ninguna tasa para a tener un importe superior al coste del servicio por el que se paga.

GRUPOS

La diputada del PP, Carmen Susín, ha criticado que "se van a tocar las tasas", lo que "afecta a la línea de flotación de la actividad económica", añadiendo que la repercusión de una posible subida tendrá "poca" influencia sobre el Presupuesto regional.

Desde el PSOE, Óscar Galeano, ha señalado que el escenario en 2020 "puede ser llevadero" pero "luego vendrá el Tourmalet", salvo que aparezca una ayuda estatal "que nos haga más fácil esta tarea".

En representación de Cs, José Luis Saz, ha afirmado que "en realidad va mal". "No sé qué pasará en 2022", ha advertido, quien por otra parte ha considerado que "no es momento" de subir impuestos.

La parlamentaria de Podemos, Marta Prades, ha pedido que se refuercen los servicios públicos en este "momento histórico" en el que se deben tomar "medidas excepcionales para no repetir los errores del pasado". Ha aseverado que "no debemos salir -de la crisis-- con más recortes, sino con el fortalecimiento del Estado del Bienestar".

La diputada de CHA, Carmen Martínez, ha indicado que la reforma fiscal de 2018 "nos costó 30 millones" y se ha preguntado si Aragón está "en condiciones" de seguir haciendo bonificaciones de impuestos.

El parlamentario de Vox, David Arranz, ha rechazado "las recetas de sectores comunistas e izquierdistas" para "apretar más aún a las clases medias" y ha defendido la supresión de "los impuestos confiscatorios injustos, como Sucesiones" y también recortar el gasto político, algunas estructuras de la Administración y "los chiringuitos ideológicos".

Para la diputada del PAR, Esther Peirat, "es necesario tener altura de miras ante este momento excepcional" y mantener "un correcto equilibrio" entre "una tributación que mantenga la eficacia y eficiencia y dar facilidades a los entes que generan empleo en esta tierra".

El diputado de IU, Álvaro Sanz, ha expresado que la crisis de la COVID-19 "requiere de más gasto", pero la situación tributaria es "preocupante", animando a "mejorar la estructura de ingresos".