6 de marzo de 2021
12 de enero de 2014

Ejea restaura el retablo de la Virgen del Pilar

Ejea restaura el retablo de la Virgen del Pilar
AYUNTAMIENTO DE EJEA.

ZARAGOZA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Las restauradoras Eva Ardáiz e Itxaso Sánchez van a presentar este lunes, 13 de enero, dentro de los actos conmemorativos del Voto, en Ejea de los Caballeros (Zaragoza), los trabajos llevados a cabo en el Retablo de la Virgen del Pilar y el de la Coronación de Santa Teresa de la Iglesia del Salvador.

   El acto tendrá lugar a las 18.00 horas y las especialistas expondrán los deterioros que afectaban a cada obra y los procesos desarrollados para recuperarlas, ha informado el Ayuntamiento de Ejea en un comunicado.

   Los trabajos pertenecen al Plan Bianual de Restauraciones 2012-2013, cuyo desarrollo es posible gracias a la colaboración de Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), la Archidiócesis de Zaragoza y el Ayuntamiento de Ejea.

   El presupuesto invertido en las dos obras ha sido de 34.798 euros, de los cuales DPZ ha aportado el 60 por ciento y el 40 restante ha sido financiado a partes iguales por el ayuntamiento y la archidiócesis.

   El retablo de la Virgen del Pilar es una obra de madera tallada y sobredorada, barroca y de principios del siglo XVIII, compuesta de banco y un piso de una sola calle, que está flanqueado por estípites profusamente decorados con tallas vegetales.

   Tiene en el centro una hornacina con la imagen de la Virgen del Pilar y, como remate, un escudo del donante. Fue costeado por José Nicolás de Valmaseda, caballero de la Orden de Santiago y Alguacil Mator de la Inquisición en Aragón, en el año 1700, han indicado desde el consistorio ejeano.

   El Retablo de la Coronación de Santa Teresa está fabricado en madera tallada, dorada y policromada, es de estilo barroco, de finales del siglo XVII o principios del XVIII. Consta de banco y un piso de una sola calle, con adornos vegetales muy abultados. Contiene un lienzo de la titular cobijando bajo su manto a religiosos y religiosas carmelitas, y en el banco lienzos diminutos de San Blas, Santa Bárbara y San Benito, han apuntado las mismas fuentes.