22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 25 de enero de 2009

    La estación de esquí de Formigal acoge hoy el II Campeonato Interautonómico de esquí para ciegos y deficientes visuales

    HUESCA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La estación de esquí de Formigal, del Grupo Aramón, acoge hoy domingo, 25 de enero, el II Campeonato Interautonómico de esquí para ciegos y deficientes visuales, organizado por la Federación Española de Deportes para ciegos FEDC. Se trata de una prueba de slalom gigante, que se disputa en el estadio de competición de Tres Hombres, y en el que participan más de cuarenta deportistas.

    Esta modalidad se desarrolla en dos mangas cronometradas, donde tanto las clasificaciones como los sistemas de compensación de tiempos se basan en el reglamento IPCAS (Normativa y Reglamento de Esquí Alpino del Comité Paralímpico Internacional).

    Las clasificaciones se establecen tanto en hombres como en damas, en dos categorías: B1, en la que compiten los deportistas sin ningún tipo de visibilidad, y la B2, en la que se inscriben los deportistas tienen deficiencias visuales graves.

    Para disputar esta prueba, cada corredor lleva un guía delante, equipado con una mochila provista de un megáfono que emite señales acústicas, con las que el deportista puede seguir el recorrido.

    Por otra parte, aprovechando la disputa de esta carrera interautonómica, se va a celebrar el II Campeonato de Euskadi de Esquí Adaptado, en el que participan 14 corredores, entre ciegos y discapacitados físicos, con alguna amputación en sus extremidades inferiores.

    Estos últimos, realizan la prueba con un único esquí y unas muletas especiales provistas de un pequeño patín, llamado estabilo, que les sirve tanto de punto de apoyo como para deslizarse.

    Este tipo de competiciones se enmarcan en un circuito nacional, mediante el cual consiguen puntos para participar en el Campeonato Nacional Absoluto, que se celebrará el próximo mes de Abril. El afán de superación y su gran afición por el deporte blanco, son sus principales motivaciones.

    ESQUIADORES CIEGOS

    El esquiador ciego o deficiente visual no es diferente a otro esquiador. La única particularidad es que presenta una deficiencia sensorial en la vista, y es aquí donde aparece el guía, figura imprescindible, ya que sin él este segmento de esquiadores no podría practicar este deporte con seguridad. El guía siempre va delante del esquiador ciego o deficiente visual.

    Para guiar al esquiador, se suele utilizar un intercomunicador inalámbrico para que el esquiador siga la voz e instrucciones impartidas por su guía.

    Al igual que en otros deportes, las personas ciegas (B1), las que tienen un bajo resto visual (B2) y aquellas que poseen un gran resto visual (B3), compiten en una misma categoría con la diferencia de que se aplica un coeficiente corrector según la categoría al tiempo real conseguido.