18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 15 de julio de 2008

    Expo 2008.- Jordania pondrá en marcha varios proyectos para paliar la grave escasez de recursos hídricos que padece

    ZARAGOZA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La ministra de Cultura jordana, Nancy Bakir, encabezó la delegación procedente de su país, con motivo de los actos institucionales del Día Nacional de Jordania que se celebraron hoy en la Exposición Internacional Zaragoza 2008, y anunció que su país pondrá en marcha numerosos proyectos encaminados a paliar la grave escasez de agua que padece.

    Según explicó la ministra, "bajo el mandato de Abdalá II se han dado pasos pioneros en una estrategia hidrológica integral, que trata de implicar al sector privado en la búsqueda de nuevas fuentes de obtención de agua, que supone una inversión de más de 5.000 millones de dólares".

    En el acto institucional participó también el comisario de la Expo Zaragoza 2008, Emilio Fernández Castaño, quien destacó la participación de Jordania en este evento, como ejemplo de "su vocación de ser un miembro activo en la cooperación internacional y la convivencia pacífica entre los pueblo".

    Fernández Castaño apuntó que Jordania está entre los diez países con mayores dificultades para la obtención de recursos hídricos. "Como solución están desarrollando proyectos de captación y distribución de agua que paliarán la escasez a la que le condena su geografía y su clima árido", matizó.

    En su intervención, Nancy Bakir avanzó algunos de los planes que ya han sido aprobados y se pondrán pronto en marcha, como la Presa de la Unidad, un plan conjunto con Siria que costará unos 70 millones de dólares, un proyecto de recogida de aguas residuales, de unos 170 millones de dólares, o un plan de alcantarillado, que asciende a los 200 millones de dólares.

    Además, se está realizando un "estudio, con la ayuda del Banco Mundial, para un trasvase del Mar Rojo al Mar Muerto, que se está secando porque Israel lleva agua del río Jordán a sus desiertos", comentó Bakir. Esta obra supondrá unos 4.000 millones de dólares.

    Otro importante proyecto es el de desalinización del agua de los mares para obtener agua potable y para fines agrícolas. Se tratarán un total de 225 millones metros cúbicos. Además se prevé la construcción de presas y mantenimiento de fuentes. Según dijo la ministra de Cultura, Nancy Bakir, Jordania cuenta ya con 11 grandes presas y 30 en desiertos, que acumulan unos 30 millones de metros cúbicos.

    CLIMA ÁRIDO Y ESCASEZ.

    La ministra quiso destacar la especial importancia de todos los proyectos, ya que "Jordania sólo sobrepasa en un 15 por ciento el umbral de pobreza referido al agua, debido a clima tan extremo y árido".

    "El ciudadano medio sólo recibe agua 2 ó 3 días por semana, por lo que debe acumularla y administrarla para disponer de ella cada día", recalcó Bakir.

    Nancy Bakir insistió en que "este problema se ha agravado en los últimos años con la llegada de refugiados de Palestina e Israel, que duplican una población que debe compartir unos recursos escasos de agua".

    Además, la ministra alabó el papel de la Exposición Internacional de Zaragoza, que "aporta soluciones creativas al problema del agua y es un foro de intercambio de ideas y hermanamiento entre los pueblos".

    "Esta Expo tiene una particularidad, el tema del agua y el desarrollo sostenible, que van de la mano. Ahora el mundo se enfrenta a retos muy importantes referidos a estos asuntos y los países deben unirse para afrontarlos, por lo que eventos como éste facilitan y fomentan esa labor", recalcó Bakir.

    El Pabellón de Jordania, según explicó la ministra, trata de dar a conocer la relación de su país con el agua, por lo que ofrece imágenes de sus proyectos hídricos, desempeña una labor de concienciación sobre la importancia de dicho recurso, fomenta el turismo con el Mar Muerto con foco de mayor atractivo y muestra productos artesanos elaborados y con utilidades vinculadas al agua.

    El acto institucional concluyó con la actuación de un grupo que representó bailes y música típicas del folclore jordano, ataviados con las vestimentas tradicionales.