23 de abril de 2019
  • Lunes, 22 de Abril
  • 5 de agosto de 2008

    Expo 2008.-Nuévalos y el Monasterio de Piedra despiertan el interés de los visitantes de la Muestra con las rutas de DPZ

    ZARAGOZA, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La localidad zaragozana de Nuévalos y el Monasterio de Piedra, ubicado en este término municipal, están despertando un gran interés entre los visitantes de la Exposición Internacional. De hecho, del programa de rutas por la provincia organizado con motivo de la Muestra por la Diputación de Zaragoza ('7 días, 7 rutas'), el itinerario que se dirige hasta el Monasterio de Piedra es "hasta ahora el que más éxito y más interés despierta" entre los turistas.

    Así lo aseguró hoy la diputada delegada de Expo de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), María José Navarro, en el acto institucional de celebración del Día de Nuévalos en el pabellón provincial en el recinto de Ranillas. La diputada María José Navarro y el vicepresidente segundo de la Institución Provincial, Juan Antonio Sánchez Quero, han sido los encargados de recibir y dar la bienvenida al alcalde de Nuévalos, Manuel Peiró, y a otros concejales y vecinos de la localidad al pabellón provincial.

    El paraje natural del Monasterio de Piedra, y su entorno con numerosos balnearios, es uno de los lugares más visitados todos los años de la Comunidad autónoma aragonesa, sólo por detrás de enclaves como la Basílica del Pilar o los Pirineos, y este verano está viendo como sus visitas se incrementan gracias al 'efecto Expo'.

    El alcalde de Nuévalos, Manuel Peiró, explicó a los medios de comunicación que la Muestra sí se está dejando notar en su municipio dado que hasta esa zona de la provincia de Zaragoza está llegando "una gran afluencia de público, especialmente visitas de grupos concertados" que aprovechan su estancia en la capital aragonesa, donde visitan la Expo, para disfrutar también de este "oasis en medio del desierto" en el que se encuentra "la belleza de la naturaleza en su máxima expresión".

    La presencia de este paraje natural y del embalse de La Tranquera, en el que se pueden practicar deportes náuticos, demuestran la estrecha relación de este municipio con el agua, elemento protagonista de la Exposición Internacional del Zaragoza, pero también con el turismo.

    Así, en el primer caso, además de cuidar estos parajes, el Ayuntamiento de Nuévalos trabaja ahora para mejorar el abastecimiento de agua a la localidad, a través de la conexión de la red con un manantial cercano al municipio, lo que permitirá mejorar la calidad del agua.

    Respecto al turismo, la localidad cuenta con diversos elementos patrimoniales como su Torreón, del siglo XII y restaurado hace unos años, o su Iglesia Parroquial, construida sobre una antigua capilla gótica del XV y cuyos tejados y fachadas van a ser rehabilitadas para que pueda abrir sus puertas en los próximos años, quizás en 2010, tras permanecer más de quince años cerrada. En la restauración de este templo, el Consistorio novalense contará con una aportación de 600.000 euros del Gobierno de Aragón.