15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 15 de octubre de 2019

    Fomento pone en servicio el nuevo tramo de la A-23, entre Congosto del Isuela y Arguis, en la provincia de Huesca

    Fomento pone en servicio el nuevo tramo de la A-23, entre Congosto del Isuela y Arguis, en la provincia de Huesca
    El tramo de la A-23, entre Congosto del Isuela y Arguis, ha entrado ya en servicioFOMENTO

    HUESCA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El tramo entre Congosto del Isuela y Arguis, en el entorno del puerto de Monrepós, de la Autovía Mudéjar A-23, en el que se han invertido casi 60 millones de euros, ha entrado este martes en servicio tras las obras en este recorrido.

    Según ha confirmado la jefa provincial de la Dirección General de Tráfico en Huesca, Margarita Padial, las primeras horas desde la apertura, están transcurriendo "con normalidad".

    Este tramo de 3,3 kilómetros es el último que quedaba por desdoblar del puerto de Monrepós y van a permitir a los conductores realizar 39 kilómetros de recorrido continuo entre Nueno y Lanave. De esta forma se ha puesto pone fin a trece años de obras.

    Por su parte, el alcalde de Arguis, Alfonso Gella, ha señalado que, aunque se trata de "un recorrido muy corto" éste ha sido "largo en el tiempo", con "constantes inconvenientes que se ocasionan en la vía". Por ello, ha celebrado que se hayan acabado las obras, sobre todo, "por motivos de seguridad de todas las personas que usan esta vía de comunicación.

    Gella ha reclamado también a las administraciones competentes que se cuide el resto de acceso a las localidades del entorno.

    El presupuesto de las obras, incluyendo los trabajos de reparación de tres estructuras sobre el río Isuela y de estabilización de un talud de desmonte de la N-330, asciende a 63,1 millones de euros, importe que sumado al coste estimado de las expropiaciones y de las asistencias técnicas vinculadas a las obras, ha supuesto una inversión total estimada de 65,2 millones de euros.

    El tramo, que se pone en servicio, tiene una longitud de 3,3 kilómetros y sigue el eje formado por la carretera N-330, que se aprovecha, de forma parcial, como una de las calzadas de la autovía, siendo la otra calzada de nuevo trazado. Se trata de unas obras enmarcadas en un entorno montañoso de gran complejidad geológica y geotécnica, en el denominado puerto de Monrepós: todo el tramo se caracteriza por discurrir en rampa de entre el 4% y el 7%

    Las obras de este tramo han incluido la construcción de tres nuevos viaductos, dos pasarelas peatonales, un muro de hormigón armado y otras dos estructuras de pasos inferiores. Destaca también el túnel de Arguis de 932 metros, que desde marzo funciona con circulación bidireccional.

    LaA-23, junto con las autovías A-21 Pamplona-Jaca y A-22 Huesca- Lleida, constituirá una alternativa al valle del Ebro para comunicar la cornisa Cantábrica con Cataluña. Así, este nuevo hito se suma a la reciente puesta en servicio de los tramos entre Alto de Monrepós y Lanave, también de la A-23, y del tramo Jaca-Santa Cilia de la autovía A-21.

    Para leer más