24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 12 de marzo de 2009

    García Vicente renueva su mandato como Justicia con el apoyo de 65 diputados y un voto en blanco

    ZARAGOZA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Pleno de las Cortes de Aragón renovó hoy, jueves 12 de marzo de 2009, su confianza en Fernando García Vicente como Justicia de Aragón, por tercera vez consecutiva, quien recibió el apoyo de 65 de los 66 diputados presentes. Sólo uno se abstuvo y otro no participó en la votación. Entre el público se encontraban los otros dos Justicias designados en democracia, Emilio Gastón y Juan Bautista Monserrat.

    El jueves de la semana próxima, 19 de marzo, a las 13.00 horas, en el Palacio de La Aljafería, sede de las Cortes autónomas, García Vicente tomará posesión de su cargo ante la Mesa y la Junta de Portavoces de la institución parlamentaria. También será publicado el nombramiento en los boletines oficiales del Estado (BOE) y de Aragón (BOA).

    Tras este Pleno extraordinario, que duró unos minutos, siguió otra breve sesión plenaria en la que García Vicente tomó posesión de su cargo jurando cumplir las funciones del cargo, entre otras las de defender y proteger el Estatuto de Autonomía, así como los derechos individuales y colectivos de los aragoneses.

    Fernando García Vicente juró lealtad al Rey Don Juan Carlos I de España y a la Constitución, así como al ordenamiento jurídico. El presidente de las Cortes, Francisco Pina, celebró el nombramiento y destacó "el significado especial" del acto de hoy por ser la tercera vez que García Vicente es elegido.

    El Justicia intervino ante el Pleno, donde agradeció el reconocimiento de las Cortes autónomas al trabajo realizado durante estos 10 años y señaló que este nombramiento supone la consolidación de la institución. "No puedo estar de acuerdo con el Gobierno; sobraría uno de los dos", y lo mismo con la oposición parlamentaria, dijo el Justicia al Pleno.

    García Vicente afirmó que "nadie me ha dicho nunca lo que tenía que hacer", aunque "es verdad que alguno, alguna vez, haya llamado a quejarse, pero en un tono agradable". Además, "nunca me han puesto condiciones" para renovar el mandato. El Justicia celebró la actitud de "respeto" del Gobierno y las restantes instituciones aragonesas.

    "La fuerza del Justicia está en la fuerza de sus razonamientos", continuó el Justicia, quien explicó que con 12 asesores empezó tramitando 1.000 expedientes anuales y ahora son 2.000, ya que se han incorporado las competencias de Sanidad y Educación.

    García Vicente avisó de que "siempre diré lo que crea que tenga que decir, pero las cosas se pueden decir de una forma amable o no amable. Yo intentaré hacerlo de una forma amable" y dijo tener intención de "ser amigo del Gobierno, de la oposición, de los Ayuntamientos, pero más de los ciudadanos". El Justicia demandó a todas las instituciones "que me contesten", aludiendo al hecho de que el Justiciazgo no puede obligar a las instituciones a responder a sus sugerencias, lo que resta fuerza a su acción.

    "Es labor del Justicia poner voz a los que no tienen voz", prosiguió García Vicente, quien dijo que "nosotros somos un barómetro de lo que está pasando", lo que permite al Gobierno autónomo resolver los problemas "antes de que se enconen".

    El Justicia se mostró especialmente preocupado por la crisis y explicó que, en épocas anteriores, algunas quejas se debían a la tardanza en recibir las viviendas que habían adquirido los ciudadanos y, en la actualidad, se centran en la dificultad en pagar la hipoteca. García Vicente urgió a cumplir la sentencia vaticana de los bienes de la Franja y recomendó a todos "optimismo y esfuerzo".

    También afirmó que "en todos aquellos sitios donde hay libertad, seguridad, predictibilidad y cultura hay riqueza, se puede repartir y la gente vive mucho mejor". García Vicente concluyó confiando en que "el Derecho siga siendo una seña de identidad para los aragoneses".