19 de febrero de 2020
24 de mayo de 2008

El Gobierno de Aragón indica que la planta de coogeneración eléctrica de Aliaga (Teruel) no cuenta con permisos

ZARAGOZA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La planta de cogeneración eléctrica de Aliaga se encuentra en un Lugar de Importancia Comunitaria, en Zona de Especial Protección para las Aves, no cuenta con autorización de vertidos ni concesión de caudales de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), y está relacionada con una piscifactoría construida sin permiso alguno, según señalan desde el Departamento de Medio Ambiente del Ejecutivo aragonés.

Los vecinos de la localidad turolense de Aliaga, perteneciente a las Cuencas Mineras, se concentraron ayer para mostrar su solidaridad con la planta de recuperación de dióxido de carbono (CO2), impulsada por el grupo Neo Electra y cuyo proyecto ha sido paralizado.

El Departamento de Medio Ambiente considera "inmoral" la creación interesada de falsas expectativas de creación de puestos de trabajo mediante proyectos empresariales que no cumplen la legislación vigente. Medio Ambiente recuerda que todos estamos obligados a cumplir y hacer cumplir la ley, desde quien tiene las competencias hasta el resto de instituciones --como ayuntamientos o comarcas-- y los promotores de proyectos, "que no pueden jugar con los sentimientos de la población, máxime en lugares especialmente sensibles, que han atravesado décadas muy duras de reajuste industrial".

El Departamento de Medio Ambiente subraya que el Gobierno de Aragón es el primer impulsor de puestos de trabajo en el medio rural, sin embargo, es su obligación velar por que los proyectos empresariales cumplan la normativa --no sólo la ambiental--, por ser la mejor garantía para el futuro de un territorio.

En relación con varios proyectos del término municipal de Aliaga, el Gobierno de Aragón pide que "se abandone la demagogia y los tópicos utilizados por algunos para intentar desinformar a la población local y eludir sus obligaciones, y se acometan los proyectos desde la responsabilidad empresarial y la debida lealtad institucional".

El Departamento de Medio Ambiente puntualiza, mediante una nota de prensa, que lo que ha recibido una resolución desestimatoria de la Autorización Ambiental Integrada, por parte del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA), "no es el proyecto de planta de captura de Co2, sino una instalación de cogeneración de energía", ubicada en Lugar de Importancia Comunitaria, Zona de Especial Protección para las Aves, suelo no urbanizable especial y Parque Cultural, entre otras figuras de protección, que no tiene autorización de vertidos ni concesión de caudales de la CHE, que debe abastecerse mediante camiones tanto del gas como del agua, y en un enclave ecológicamente muy frágil del río Guadalope.

Ante este proyecto, durante el periodo de información pública, presentaron alegaciones colectivos variados, asociaciones de vecinos, expertos de la Universidad de Zaragoza, sindicatos y asociaciones ecologistas, entre otros.

Además, este proyecto está relacionado con una piscifactoría construida sin los debidos permisos por parte de la CHE ni del Gobierno de Aragón, y sobre el que pesan requerimientos todavía hoy incumplidos para la demolición de un azud, levantado también sin licencias, y que afecta a los ecosistemas del río.

Por todo ello, el Gobierno de Aragón reafirma su voluntad de "mantenerse vigilante, para hacer compatible cualquier proyecto con la sostenibilidad ambiental y socioeconómica del territorio, sin perjuicio de la colaboración debida con otras instancias, en el caso de que surjan indicios que puedan considerarse constitutivos de delito".