17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    La Iglesia de La Almunia de San Juan (Huesca) restaura unas pinturas del siglo XVIII y el único bien mueble conservado

    LA ALMUNIA DE SAN JUAN (HUESCA), 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Iglesia de La Almunia de San Juan (Huesca) restaura unas pinturas del siglo XVIII y el único bien mueble conservado que posee gracias a que la comarca del Cinca Medio asume 10.000 euros de los 17.000 euros que supone el total del coste de la restauración impulsada por la Asociación Belenista de la localidad, según informó la comarca del Cinca Medio.

    Pilar Español y Ana Gea serán las restauradoras encargadas de la recuperación de estos elementos en la Iglesia de La Almunia de San Juan. Se trata de una pintura mural sobre el dintel de la puerta de entrada al templo, un lienzo en la capilla del Pilar y una puerta de madera, único bien mueble antiguo conservado. Las obras han sido promovidas por la sección Almazara de la Asociación Belenista de la localidad.

    Por el momento están finalizados los trabajos de recuperación de una pintura mural datadas entre finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII, ubicadas sobre el dintel de la puerta de entrada. La imagen representa al arcángel San Rafael acompañando a Tobías con el pez que debía curar la ceguera de su padre.

    Pilar Español, basándose en los significados de la iconografía, señala que podría indicar que Almunia era lugar de paso para peregrinos que se dirigían desde La Ribagorza y la Alta Litera hacia el camino de Santiago que conecta con la ruta Lérida-Huesca. "San Rafael, es patrón de los viajeros por esta escena en la que acompañó a Tobías; además, la pintura se halla sobre una puerta, un lugar de paso y La Almunia tuvo un hospital de pobres que no tiene sentido en una población de este tamaño si no fuera para peregrinos", argumentó la restauradora.

    La escena de San Rafael es una pintura mural al temple y los trabajos han consistido en el arreglo de grietas y en la recuperación de los vivos colores con los que está compuesta la imagen. Además, se han dejado unas catas (muestras) de las pinturas que la encuadraban.

    Las restauradoras en la actualidad se ocupan de un lienzo de 2,50 por 2,30 metros datado en 1942 pero que por su temática reproduce una pintura anterior. "Es un lienzo con Santiago y los Siete Varones en la capilla del Pilar de la iglesia", detalló Español. En esta pintura al óleo, "se ha parcheado, pues había algunos rasguños, se ha limpiado y barnizado". Las restauradoras están finalizando el marco, de madera y pan de oro, donde se están eliminando los restos de pintura y reponiendo el pan de oro.

    Por último, queda pendiente de restauración la puerta de la sacristía, del siglo XVII, labrada con motivos florales y "uno de los pocos bienes mueble que se conservan desde hace unos 300 años", añade Pilar Español. Es de estilo barroco y los motivos se encuentran tallados sobre la misma puerta: "No es habitual, se solían hacer las tallas aparte y se colocaban después", concluyó Español.