16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 11 de enero de 2014

    Imputado el gestor de una empresa de residuos por delito contra el medio ambiente

    Imputado el gestor de una empresa de residuos por delito contra el medio ambiente
    GUARDIA CIVIL

    ZARAGOZA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El SEPRONA de la Guardia Civil ha imputado al gestor de una empresa de residuos por un presunto delito contra el medio ambiente ya que se depositaban vertidos en terrenos de alta protección ambiental, concretamente, en Zonas de Especial Protección para las Aves y Lugares de Interés Comunitario, ubicados en las proximidades de Cuarte de Huerva (Zaragoza).

    El pasado mes de noviembre, la patrulla de SEPRONA de la Guardia Civil de Casetas tuvo conocimiento, a través de una denuncia, del posible vertido de residuos en la cabecera de un barranco ubicado en Zaragoza, ha informado la Benemérita en un comunicado.

    Los agentes se personaron en el citado lugar para realizar una inspección técnica policial y comprobando que, efectivamente, existía un vertido de residuos mezclados de la construcción (RCDs) y la Demolición e Industriales No peligrosos, donde realizaron varias tomas de muestras.

    Tras las gestiones pertinentes, el SEPRONA pudo determinar el origen de estos residuos, unas obras de desmontaje de una sucursal bancaria en San Lúcar de Barrameda (Cádiz) y de un concesionario de automóviles de esta capital.

    Los agentes se pusieron en contacto con los responsables de ambas empresas, con la finalidad de justificar el destino que se había dado a los residuos, comunicando que habían contratado a una empresa de gestión de residuos para la realización de esa labor, extremo que fue justificado tras la aportación de los correspondientes justificantes de entrega, han apuntado las mismas fuentes.

    NUEVO VERTIDO

    El SEPRONA recibió el pasado 11 de diciembre un escrito del Ayuntamiento de Cuarte de Huerva, en el que se comunicaba un nuevo vertido de las mismas características en esa zona, por lo que los agentes se trasladaron al lugar y comprobaron que se trataba de un nuevo vertido de RCDs, así como de Residuos Eléctricos y Electrónicos con componentes peligrosos (RAEEs).

    Éstos provenían de otro desmontaje de una sucursal bancaria, esta vez ubicada en Murcia, poniéndose en contacto con su responsable, que comunicó que había sido una empresa de gestión de residuos la encargada de retirar éstos de sus instalaciones. Dicha empresa era la misma que había realizado los trabajos de las citadas anteriormente.

    Debido a la alta protección ambiental de los terrenos donde se ubicaban los vertidos hallados y siendo los parajes afectados hábitats protegidos de varias especies catalogadas, como el Águila Azor Perdicera, en peligro de extinción, y el Cernícalo Primilla, en estado vulnerable, y, puesto que la empresa de residuos tiene su sede en Cuarte de Huerva, el SEPRONA amplió la investigación.

    Así, inspeccionó los barrancos de la zona por si no se tratara de casos aislados, sino del modo habitual de proceder de la empresa para deshacerse ilícitamente de los residuos, evitando así el pago de la tasa de gestión en el Servicio Público de Valorización y Eliminación de Residuos.

    SIETE VERTIDOS

    Los agentes descubrieron siete vertidos de residuos, como resultado del reconocimiento de dicha zona, en el entorno de la Urbanización Santa Fe, Barrancos de las Cabras, Campo Nuevo y la Pesquera, todos ellos entre Cuarte de Huerva y Cadrete, hallando indicios y pruebas que indicaban la responsabilidad de la empresa investigada, cuyos vertidos procedían de varias obras realizadas en esta capital durante los últimos meses.

    Igualmente, el SEPRONA pudo determinar que esta empresa había sido sancionada en siete ocasiones por los servicios jurídicos de la Comunidad autónoma aragonesa por infracciones administrativas similares, al realizar vertidos y almacenamientos de manera irregular, por las que se le habían impuesto sanciones y medidas correctoras que habían sido incumplidas.

    Por todo lo anterior, los agentes han imputado este miércoles, 8 de enero, al gestor de la empresa investigada de un delito continuado contra el medioambiente y los recursos naturales por el vertido y traslado ilícito de gran cantidad de residuos, en concurso con otro delito contra las especies amenazadas, por el grave daño causado al hábitat de varias especies catalogadas.

    Estas diligencias han sido remitidas a la autoridad competente y se ha dado cuenta a los servicios jurídicos del servicio provincial del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, al Ayuntamiento de Zaragoza y la Confederación Hidrográfica del Ebro, con la finalidad de proceder a la apertura de los correspondientes expedientes sancionadores en materia de residuos, actividades y aguas. La Guardia Civil continúa con la investigación por si existieran nuevos vertidos relacionados con el gestor imputado.

    Para leer más