26 de mayo de 2020
7 de abril de 2020

La incidencia de la COVID-19 en Aragón "es más baja" que la media del país, pero la letalidad "más alta"

Un total de 118 residencias están afectadas por coronavirus en Aragón y desde que se declaró la pandemia han fallecido 226 personas

La incidencia de la COVID-19 en Aragón "es más baja" que la media del país, pero la letalidad "más alta"
Coronavirus.- Aragón suma 3.347 casos de COVID-19 desde que comenzó la epidemia y 284 fallecidos - EP DATA

ZARAGOZA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Falo, ha manifestado que la incidencia de la enfermedad COVID-19 en la Comunidad autónoma "es más baja" que la media del país, pero la letalidad "más alta".

En rueda de prensa, ha dicho que las razones de esta situación pueden ser que "la presencia del coronavirus no está siendo la misma en todas las Comunidades autónomas", "probablemente haya un cierto efecto norte-sur" y "un impacto de las comunicaciones radiales", todo lo cual "habrá que analizarlo con el tiempo".

El director general ha explicado que ya se puede detectar un "aplanamiento e incluso en algún caso algún ligero descenso", aunque hay que ser "cauto", una evolución "que se corresponde con lo que está pasando en el ámbito nacional".

El conjunto de nuevo casos ha crecido este martes en Aragón el tres por ciento respecto al día anterior, mientras que por lo que se refiere a la asistencia en atención primaria, que se corresponden con los casos que no son graves, "al margen de las subidas y bajadas fruto del efecto de los fines de semana, se ve que la media es descendente", ha precisado Falo.

Sobre la zonas con mayor incidencia en Aragón, el director general ha comentado que es más elevada allí donde hay más hospitales y, en algunos casos, donde hay residencias que han resultado afectadas. Ha añadido que puesto que existe una transmisión comunitaria mantenida "lo lógico es que tengamos casos con mayor o menor incidencia en todas las zonas básicas de salud".

También ha comentado que el patrón de esta enfermedad supone que el 80 por ciento de los casos son leves y "lo lógico es pensar que haya personas infectadas y que están aisladas en su domicilio" y así se interpretan las asistencia que se está dando en atención primaria.

SEGUIMIENTO

Falo ha dicho que desde los centros de salud se hace un seguimiento de las personas que están en el domicilio aisladas y están atentos "a la población mas vulnerables", al tiempo que se han hecho llegar "protocolos y documentos" para que las personas aisladas "sepan cuáles son las medidas básicas".

Igualmente, se trabaja en "estrecha relación" con los servicios sociales "para que estas medidas sanitarias vayan acompañadas de medidas sociales", ha apostillado el director general, que ha remarcado las "potentes redes comunitarias" que se han puesto en marcha y que desde los barrios y los vecindarios está "estableciendo muchos puntos de apoyo de forma voluntaria para ayudar a quienes más lo necesitan".

Por otra lado, Falo ha indicado que los positivos confirmados "tienen mucho que ver con los casos graves", para agregar que "la imagen más atinada la dará la propuesta de estudio de seroprevalencia que el Ministerio de Sanidad ha planteado este lunes en la Comisión de Salud Pública, aportando un documento inicial a las Comunidades autónomas" y que requeriría el diseño y la puesta de medios tanto del Gobierno central, como de los autonómicos, ha glosado.

Respecto a las defunciones, el director general ha esgrimido que al margen de cuando se notifican a Salud Pública, teniendo en cuenta la fecha real en la que se han producido "no se dan esos saltos tan fuertes", para apuntar que "tardaremos en ver resultados" en cuanto a la aminoración de los fallecimientos.

RESIDENCIAS DE MAYORES

El director general ha dicho que en Aragón hay 118 residencias afectadas por el coronavirus, lo que suponen entre el 35 y 40 por ciento del total, con algunas que acumulan más casos, mientras que muchas otras están libres del patógeno y en otras las medidas adoptadas están dando resultados.

El Gobierno de Aragón ha informado, asimismo, de que el número de casos positivos en residencias asciende a 856, entre residentes y personal por lo que el porcentaje de afectados se sitúa, con el último dato disponible, en el 2,7 por ciento, teniendo en cuenta que en la Comunidad hay 22.000 residentes y 8.700 trabajadores.

Desde que se declaró la pandemia, 226 personas han fallecido en las residencias de Aragón y 226 se encuentran hospitalizadas, mientras que 53 se han recuperado.

Respecto a la situación de los dispositivos intermedios, en estos momentos hay 138 plazas ocupadas en los centros de Miralbueno, Yéqueda, Casetas y Alfambra, y quedan 137 plazas libres. Este lunes se realizaron 13 traslados.

La consejero de Sanidad, Pilar Ventura, ha querido remarcar que existe un seguimiento diario de las residencias, tanto públicas, como privadas, por parte de Salud Pública, de Sanidad y de Servicios Sociales, más allá de que algunas de ellas hayan tenido que ser intervenidas desde el punto de vista sanitario haciéndose cargo el Departamento de Sanidad de la intervención en este ámbito.

Ventura ha querido incidir en el reconocimiento a la labor de las residencias y de sus empleados, tanto sanitarios, como el "importantísimo trabajo de los servicios sociales".

Ha recordado que este martes, 7 de abril, se celebra el Día Mundial de la Salud, que en esta ocasión tiene por lema 'Apoye a las enfermeras y matronas' y, por eso ha incidido en la "encomiable labor y el esfuerzo que están realizando por ayudar a todas las personas y a toda la sociedad a poder superar esta pandemia: "Quiero manifestar el agradecimiento de forma pública a este colectivo que tan importante labor está realizando".

El director general ha aprovechado también para agradecer el esfuerzo que están realizando los profesionales, tanto de los hospitales y especialistas, como desde la atención primaria, el 061 así como en las residencias, en este último caso también de profesionales del ámbito social.

MÁS OLEADAS

Francisco Javier Falo ha asegurado que una vez que pase esta "primera oleada" de la pandemia, "habrá que prepararse para otras en los próximos meses" y en el otoño e invierno.

A su entender, "necesitaremos un poco de tiempo y reflexión, que ahora no tenemos", lo que obliga a "tomar decisiones rápidas" porque "las circunstancias son cambiantes" y hay que "adaptarse" a ellas.