24 de abril de 2019
19 de enero de 2008

Innova.- Alumnos de Ariño (Teruel) viajan a Berlín para dar a conocer el uso educativo de las pizarras digitales

TERUEL, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Cuatro alumnos del colegio de Ariño (Teruel), junto con su profesor y director, José Antonio Blesa, viajarán desde el lunes, 21 y hasta miércoles, 23 de enero, a Berlín (Alemania) para presentar el uso educativo de las pizarras digitales en un encuentro de Microsoft con líderes europeos, proyecto elegido por el propio presidente de la compañía, Bill Gates, para participar en este forum.

Los miembros de la escuela de Ariño estarán acompañados por la consejera aragonesa de Educación, Eva Almunia, y la directora general de Política Educativa, Carmen Martínez Urtasun. Esta escuela es la primera que implantó las pizarras digitales en el año 2003.

Los alumnos que se benefician del programa son los de quinto y sexto de Primaria. El centro proporciona la pizarra digital a cada alumno, que lo tiene dos cursos, y después lo devuelve. Después de Ariño, el programa se extendió a otros centros y actualmente está implantado en 203 centros y beneficia a 9.020 alumnos. Su presupuesto es de 3,9 millones de euros.

En Ariño, participan en él los 13 niños de quinto y sexto de Primaria; la escuela tiene en total 59 niños. El colegio forma un centro rural agrupado con la escuela de Alloza, que tiene 40 alumnos y cinco en quinto y sexto de Primaria.

El director del colegio y profesor de estos alumnos, José Antonio Blesa, aseguró a Europa Press que "nos llena de orgullo que en un congreso de Microsoft, con la presencia de Bill Gates, seamos la escuela elegida para hacer una pequeña demostración de cómo se trabaja en el aula con las nuevas tecnologías; estamos contentísimos en la escuela y en el pueblo".

Blesa se refirió a algunos de los resultados positivos que, opina, se han conseguido que el uso de las pizarras digitales en el aula. Por un lado, dijo, permite un cambio en las metodologías de enseñanza y aprendizaje, algo "importante dentro de la escuela para que los chicos adquieran esas competencias y habilidades que les van a ser necesarias en el día de mañana, en cualquier trabajo que busquen".

Esto "no se podría hacer sin las nuevas tecnologías" porque "seguiríamos manteniendo la escuela del siglo XIX en un tiempo en el que se mandan correos electrónicos, se trabaja en equipo, han cambiado los sistemas de organización de las empresas y muchas no tienen ni un local físico donde trabajar, sino que se trabaja en la red".

"Estas habilidades no puede adquirirse si no se aprenden y se trabaja con ellas, y tenemos la oportunidad de hacerlo en la escuela y de preparar a los alumnos para la sociedad en la que viven". Blesa reconoció que esto "es complicado para el profesorado, es el debate continuo que tenemos entre nosotros".

Según comentó, "ahora tenemos que cambiar, dejar nuestro librillo, el libro de texto, que nos ha creado una cultura en la que hemos perdido la imaginación" porque "en la escuela se pueden hacer muchas cosas sin libro de texto y con internet, que es una herramienta potentísima".

LAS MEJORES CALIFICACIONES.

José Antonio Blesa explicó que no se ha realizado una evaluación del proyecto de las pizarras digitales, pero sí constató que "ya hay dos promociones de alumnos que han participado en el proyecto y que ahora están en el instituto, donde, aunque han vuelto al libro de texto, están sacando las mejores calificaciones del centro".

"Los jefes de estudio nos dicen que se nota mucho la diferencia entre los alumnos que llegan de Ariño y el resto, puesto que son capaces de encontrar información, tratarla, presentarla, comunicarla, con diferencia al resto de alumnos".

El director del colegio de Ariño aseguró también que los alumnos que participan en el programa "están contentos, además son la generación del BIT, han nacido rodeados de tecnologías, que son para ellos un lenguaje nativo; nosotros --los adultos, los padres-- somos los extranjeros, los que tenemos que aprender este lenguaje".

En este sentido, incidió en la necesidad de una adecuada formación permanente del profesorado, también con cambios metodológicos, que supone "que también el profesor aprenda con nuevas tecnologías". Además, "con las familias hay que hacer procesos similares" porque "los deberes siguen existiendo para los alumnos" y hay que ayudar a los padres "a entender qué está haciendo su hijo en su cuarto para poder ayudarle".

EL PROPIO GATES.

La directora general de Política Educativa, Carmen Martínez Urtasun, subrayó que la participación de Bill Gates en este foro "será una de sus últimas como presidente de Microsoft" y destacó en declaraciones a Europa Press que fue el propio empresario quien "seleccionó el proyecto de las pizarras digitales como ejemplo de innovación educativa".

Martínez recordó que este programa se inició en la escuela de Ariño "porque su director, José Antonio Blesa, presentó el proyecto ya que es un convencido de que hay una fórmula distinta para usar las nuevas tecnologías en la educación, diferente al aula informática".

Después, se extendió a otra localidad del medio rural aragonés, Arén (Huesca), y a partir de allí ha llegado a todos los los centros educativos de Aragón mediante una convocatoria a la que se presentan los centros que lo desean ya que, entre otras cosas "exige mucha formación del profesorado".

La directora general subrayó que "somos el único gobierno que apuesta por este programa como un programa global, para que llegue a todos los alumnos, aunque también hay alguna experiencia suelta el alguna otra comunidad" y agregó que la de Aragón "es una experiencia única en Europa y así lo ha reconocido Microsoft".

Martínez recordó que el Gobierno de Aragón quiere extender las pizarras digitales al cien por cien de los centros de educación Primaria y también "ir trabajando en educación Secundaria". Concretamente, este curso se ha implantado en diez instituto.

La directora general afirmó que el desarrollo de programa está siendo "muy positivo" porque, por una parte, "da a los alumnos competencia digital, se mueven entre los ordenadores como antes entre los libros, y, por otra parte, permite que toda la población acceda a las nuevas tecnologías, sin depender de lo que los alumnos tengan en sus casas".

Además, implica a las familias y "creemos que contribuye a que los alumnos sean más ordenados y críticos, y sepan dónde buscar información", aunque advirtió que "todavía es pronto para hacer un análisis en profundidad puesto que llevamos poco tiempo" con el programa.