22 de enero de 2020
3 de junio de 2009

Lope (PP) propone elaborar una política migratoria común y rechaza el principio de "papeles para todos"

ZARAGOZA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La candidata aragonesa del PP en las elecciones europeas del próximo 7 de junio, Verónica Lope, propuso hoy que la Unión Europea (UE) elabore una política común en materia de inmigración y rechazó, expresamente, el principio de "papeles para todos".

Lope visitó esta mañana un locutorio de la calle Conde Aranda de Zaragoza, que también vende productos alimenticios no europeos y que está enclavado en una de las zonas con mayor número de inmigrantes residentes.

Verónica Lope indicó que "uno de las grandes retos" de la Unión Europea (UE) es la política de inmigración y exigió la adopción de una política común europea en materia de inmigración, tras lo que señaló que es preciso averiguar cuántos trabajadores inmigrantes pueden ser contratados en origen. Lope comentó que la crisis está afectando a los trabajadores inmigrantes, en especial a los hombres.

La candidata acudió acompañada de la secretaria general del PP aragonés, Rosa Plantagenet, quien expresó que el PSOE siempre "ha hecho gala de su política de integración", pero matizó que esta postura se limita al "discurso", ya que "cuando llega la hora de la verdad" su actuación es básicamente "policial" y como muestra de ello dijo que se está produciendo "un seguimiento importantísimo" y "un control de todas aquellas personas" que no están en una situación irregular.

La dirigente del PP atribuyó este tipo de actuaciones a una política errónea y comentó que el PSOE anteriormente apostaba por la política del "papeles para todos", lo que permitió la entrada de nuevos ciudadanos inmigrantes y cuando se produce "una crisis tan importante" como la actual la respuesta del PSOE es "maletas para todos".

La también diputada autonómica del PP aragonés prosiguió afirmando que esta política del PSOE responde a una "falta de planificación" y es consecuencia de la "doble moral" que, a su juicio, tienen los socialistas, en el sentido de que inicialmente dijeron que "todo el mundo puede venir" y cuando hay crisis "estas personas no son respetadas, no son integradas".