21 de octubre de 2020
17 de septiembre de 2020

Maru Díaz dice que no se cerrarán aulas universitarias aunque "se van a producir contagios"

ZARAGOZA, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Aragón no cerrará aulas universitarias aunque "se van a producir contagios" en la comunidad académica, ha afirmado este jueves la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, quien ha comparecido en sesión plenaria de las Cortes autonómicas. Ha afirmado que se promoverán medidas higiénico-sanitarias para evitar los contactos estrechos y que Salud Pública determinará, en cada caso, qué hacer.

Díaz ha explicado que, para este curso, el Departamento ha optado por un modelo "híbrido" de enseñanza con rotaciones de los alumnos por semanas, de manera que en semanas alternas podrán seguir las clases en streaming. Ha dejado claro que no se puede renunciar a la presencialidad "sin mermar la calidad". El Departamento ha invertido 245.000 euros para comprar e instalar tecnología con la que los alumnos puedan seguir las clases y los profesores impartirlas.

Habrá un "responsable COVID" por centro de la Universidad de Zaragoza y los alumnos que presenten fiebre durante las clases deberán comunicarse con estas personas para aislarse. Tendrán que avisar a su centro de salud y a la Unidad de Prevención de Riesgos Laborales de la UZ.

Las medidas de prevención no son "capricho" de la consejera ni del ministro de Universidades, Manuel Castells, ha dicho Maru Díaz, quien ha recordado que el objetivo primero es evitar que haya fallecidos por COVID-19 y frenar la pandemia.

También ha señalado que hay universidades internacionales que llevan años impartiendo docencia por 'streaming' y que ya en junio la UZ apostó por la modalidad híbrida.

Ha manifestado que será necesario reforzar las prestaciones de alta velocidad de las conexiones de Internet. Además, el Gobierno de Aragón abrirá dos aulas de estudio y tendrá conversaciones con la UZ para abrir otras a medida que pase el curso.

Por otra parte, la titular de Universidad ha apostado por invertir en digitalización, ciberseguridad y buenos soportes de las universidades públicas, "el gran reto de la legislatura", también por legislar en estas materias y en otras como la 'nube'.

GRUPOS

La diputada de Cs, Beatriz Acín, ha criticado la gestión del ministro, Manuel Castells. Además, ha recordado que considerar la enseñanza híbrida "una manera de proceder diaria" supone un gran cambio y ha recomendado mejorar las competencias tecnológicas del profesorado. También ha abogado por impulsar la internacionalización de la UZ.

En representación del PP, Pilar Gayán ha opinado que el modelo "bimodal" genera "alumnos de primera y de segunda" y se ha preguntado "si la rotación es viable" y si el precio de una asignatura telemática será el mismo que el de una con docencia presencial. También ha considerado necesario que el personal disponga de la información precisa.

Desde el PSOE, Carmen Soler ha agradecido el esfuerzo realizado por todos los sectores involucrados para que el inicio del curso se lleve a cabo "de forma segura", en un momento que "nos exige prudencia, responsabilidad y trabajo conjunto"

La diputada de Podemos, Itxaso Cabrera, ha puesto de relieve que "se ha avanzado de manera radical en la digitalización" y que el alumnado deberá formarse para seguir la modalidad híbrida.

La diputada de CHA, Isabel Lasobras, ha dicho que con 40.000 personas en la UZ "es fácil que aparezca algún caso" pero "no hay que buscar culpables" porque "el COVID no conoce de espacios".

La parlamentaria de Vox, Marta Fernández, ha destacado que el tiempo de clase se reducirá para la ventilación de las aulas, mientras que Jesús Guerrero (PAR) ha considerado "adecuado" el sistema mixto y ha emplazado a proteger "el sistema ciencia-tecnología-universida-empresa".

Por último, el diputado de IU, Álvaro Sanz, ha manifestado su preocupación por cómo afectará esta modalidad híbrida al alumnado. Ha preguntado cuántos alumnos tienen dificultades para acceder a la modalidad no presencial.