19 de noviembre de 2019
15 de julio de 2008

Once de los 34 detenidos por su supuesta implicación en robos de mercancías de camiones ingresan en prisión

 

   HUESCA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Operación 'Transporter' ha permitido desmantelar tres grupos delictivos que se dedicaban al robo de camiones de mercancías en áreas de servicio y de descanso de autopistas de Aragón y Cataluña, en la A-2 y la A-7. De las 34 personas detenidas, 11 de ellas han ingresado en el Centro Penitenciario de Zuera (Zaragoza), como presuntas integrantes de la red.

   La operación, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 2 de Monzón (Huesca), y llevada a cabo por la Guardia Civil de Huesca y Barcelona, ha permitido detener a 34 personas, la mayor parte españolas, en la provincia catalana, de las que 11 han ingresado en la prisión de Zuera (Zaragoza). Así lo confirmaron hoy el subdelegado de Gobierno en Huesca, Ramón Zapatero; el teniente coronel de la Guardia Civil, Carlos Crespo, y el capitán de la Policía Judicial, José Manuel Fernández, ambos de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, quienes informaron, en rueda de prensa, sobre diversas cuestiones de la investigación.

   Según la información facilitada, la banda podría haber cometido cerca de 300 robos, de los que se han esclarecido 60, cometidos en diversos puntos de ocho provincias: Huesca, Zaragoza, Barcelona, Lérida, Gerona, Madrid, Navarra y Valencia. En esta operación, se han recuperado cinco camiones con sus remolques y diferentes productos que transportaban, todo ello valorado en más de un millón de euros. Además se han intervenido tres turismos y dos camiones utilizados por la banda para sus actividades ilícitas.

   El teniente coronel de la Guardia Civil de Huesca se refirió a la mercancía recuperada por su diversidad, cuyo interés para los ladrones no era otro, dijo, más que el valor de los objetos en el mercado negro. Entre esta figuran 445 electrodomésticos, 25.000 kilos de lingotes de plomo, bombillas, alimentos, botellas de bebidas y prensas de vestir.

   Los detenidos formaban parte de tres grupos independientes, dijo Crespo, quien añadió que "el producto robado lo distribuían en mercados dentro de líneas de receptación. Parte de la mercancía quedaba almacenada en depósitos ubicados en la provincia de Barcelona, donde se distribuía y otra parte se enviaba al extranjero". Los detenidos inspeccionaban las áreas de servicio y robaban la carga o el camión entero dependiendo de su interés económico, a través de "sofisticados sistemas de control", valoró Crespo.

   Por su parte, el capitán de la Policía Judicial, José Manuel Fernández, calificó la operación de "engorrosa" y aseguró que "los detenidos estaban muy bien organizados". Desarrollaban labores de localización y vigilancia, cometían el robo en un punto previamente elegido y establecían un dispositivo de seguridad. "Cada grupo tenía un cabecilla unos trabajadores que se dedicaban a robar y cuando observaban que algún camión podía llevar una carga interesante o bien la robaban o el camión entero".

   La Guardia Civil calificó esta operación de "complicada" y señaló que en la investigación han aparecido aspectos relacionados con los robos, como los relacionados con dos conductores de camiones que se dejaron robar percibiendo una cantidad económica por ello. Fernández explicó que "ha habido dos casos en concreto en los que se ha demostrado que los conductores se dejaron robar. En uno de estos robos se llevaron unidades de aire acondicionado, el conductor recibió cierta cantidad, se dejó robar y posteriormente puso la denuncia en Fraga".

   Robos que además fueron "peligrosos" para las personas, ya que, por ejemplo "en el polígono Malpica de Zaragoza se produjo un intento de atropello al vigilante de seguridad cuando éste se disponía a interceptar a los autores y en otro caso también quisieron arrollar a un coche de los Mosos d'Escuadra", señaló la Benemérita.