4 de junio de 2020
8 de abril de 2020

Organizaciones agrarias aragonesas consideran las medidas del Gobierno sobre temporeros se quedan "cortas"

Organizaciones agrarias aragonesas consideran las medidas del Gobierno sobre temporeros se quedan "cortas"
Temporeros - DGA - ARCHIVO

ZARAGOZA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las principales organizaciones agrarias aragonesas han considerado que las medidas del Gobierno central sobre la flexibilización de contratación de temporeros se quedan "cortas" teniendo en cuenta las dimensiones de contratación de la campaña de fruta. No obstante, han confiado en que si se empieza a abrir el decreto de alarma porque mejora la situación de crisis sanitaria se pueda salvar la temporada.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Aragón (ARAGA), Jorge Valero, ha señalado que el Real Decreto que recoge medidas urgentes para poder garantizar la producción de cara a las próximas campañas agrícolas se queda "corto" para Aragón.

La Comunidad autónomo empieza ya en abril la campaña de recogida de fruta, pero los meses de junio y julio son en los que más personal se necesita, por la coincidencia de la recogida de la cereza, el albaricoque y el melocotón. Así, Aragón puede necesitar entre 20.000 y 25.000 temporeros.

"Entendemos que se ha quedado corto en las personas que pueden trabajar, porque aunque autoriza a desempleados --que si están cobrando el paro no lo perderían--, migrantes --cuyo permiso de trabajo concluya en el periodo comprendido entre la declaración del estado de alarma y el 30 de junio de 2020-- y jóvenes nacionales de terceros países, que se encuentren en situación regular --que tengan entre 18 y 21 años--, deja fuera a todo el que esté inmerso en un expediente de regulación de empleo temporal".

Así, ha considerado que si se permitiese trabajar a quienes están pasando por un ERTE se podría mejorar la situación económica de estas personas, además de ser una ayuda para la campaña de recogida de fruta.

Valero también ha criticado que se hable de contratación de personal que viva en los municipios donde se necesita la mano de obra o de "localidades limítrofes". Ha evidenciado que es complicado conjugar los intereses de la campaña de recogida de fruta con la crisis sanitaria, pero ha señalado que habría que tratar de buscar fórmulas para que, al menos, puedan ir a trabajar a los pueblos aquellas personas que viven en Zaragoza, dado el alto nivel de despoblación que hay en muchas zonas de Aragón.

También ha considerado que el Gobierno por ahora se ha quedado corto en detalles, ya que hay que detallar la forma en la que se deben realizar los desplazamientos de trabajadores, cómo puede gestionarse su alojamiento si es necesario: "El real decreto es muy difuso".

"Estas medidas pueden servir muy inicialmente, pero el real decreto se queda corto. Estamos en una situación muy especial, hay que tener margen de maniobra para poder sacar adelante la campaña, sobre todo teniendo en cuenta que quitando el tema agrícola y de la PAC --Política Agraria Común--, el resto de sectores económicos del país van a verse muy afectados".

MOVILIDAD

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Aragón, José Manuel Roche, ha evidenciado que la situación de la campaña de fruta con el coronavirus es "muy complicada", ya que se ha limitado muchísimo la movilidad. Además, "este real decreto que ha sacado el Gobierno nos sigue generando incertidumbres, sobre todo en esa materia de movilidad".

Así, ha explicado que las medidas que posibilitan que trabajen como temporeros parados, sin perder la prestación, y migrantes pueden suministrar más mano de obra pero "si luego los criterios de movilidad son tan restrictivos poco podemos hacer", ya que ha recordado que muchos temporeros venían de otras comunidades autónomas, como Andalucía, y de otros países.

"Luego se habla de que los contratados estén en las localidades donde se les necesite o limítrofes, si hacemos esa foto en Aragón, la mayoría de la población vive en Zaragoza, lo que nos puede generar problemas para encontrar temporeros en las localidades que no sean limítrofes con la ciudad". Ha remarcado que "la situación va a ser complicada".

CORREDOR INTERIOR

El secretario general de la Asociación de Jóvenes Agricultores (ASAJA) en Aragón, Ángel Samper, ha lamentado que no se haya permitido a través del real decreto un corredor interior que facilite la llegada de temporeros a las zonas donde son necesarios.

"El Ministerio de Agricultura no ha hecho los deberes. Ha solucionado los problemas de desplazamientos y alojamientos no permitiendo la movilidad, muerto el perro se acabó la rabia". No obstante, ha confiado en que en los próximos días lleguen mejores noticias sanitarias que permiten también habilitar otras que mejoren esta situación.

"Habilitar un corredor interno es lo único que podría salvar que la fruta no fuese al suelo por la imposibilidad de recogerla. Estamos en un sector extremadamente frágil que está ya muy tocado por temas de rentabilidad".

BOLSAS DE TRABAJO

El corresponsable de fruta de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA), Óscar Moret, ha subrayado que desde la organización están analizando la gente que, en sus bolsas de trabajo, cumplen con lo establecido en el real decreto.

Ha reconocido que no creen que haya gente suficiente, pero que también el país está atravesando por una situación muy complicada con la crisis sanitaria. "Creemos que nos va a faltar gente, pero también entendemos que sanitariamente trasladar a muchas personas a estas zonas del medio rural es complicado".

Moret ha explicado que Aragón tiene ahora "la emergencia de la recogida de la cereza", pero que en junio y julio es el momento en el que más gente se necesita para trabajar y ha confiado en que se pueda contratar a más personal para esas fechas si la situación sanitaria mejora.

Para leer más