17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • Martes, 15 de Octubre
  • 2 de julio de 2014

    El PAR reclama "plena voluntad política" para convencer a Francia de la reapertura del Canfranc

    El PAR reclama "plena voluntad política" para convencer a Francia de la reapertura del Canfranc
    EUROPA PRESS

    ZARAGOZA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

       El portavoz del Partido Aragonés (PAR) en las Cortes de Aragón, Alfredo Boné, ha lamentado este miércoles que Francia considere prioritaria la alta velocidad entre Burdeos y Dax en detrimento de la reapertura del Canfranc, según las declaraciones de la directora regional de Medio Ambiente del Gobierno francés, Emmanuelle Baudoin.

       Boné ha pedido al Gobierno de Aragón que continúe apostando y trabajando por la reapertura y ha reclamado al Gobierno central la máxima voluntad política para convencer a Francia de "la necesaria y conveniente" reapertura de la línea internacional para ambos países.

       Además ha sentenciado, en una nota de prensa, que la reapertura de la línea internacional del Canfranc es "irrenunciable" para el Partido Aragonés, y debería ser un proyecto "estratégico" para España y Francia, y ha asegurado que el Canfranc no es un problema económico "un estudio de CESA de hace algunos años estimaba que sólo requería una inversión de 266 millones de euros y que podría estrenarse en 2013".

       Tampoco se le conoce contestación social ni medioambiental, ha subrayado, "es una cuestión de voluntades políticas e intereses partidistas en una y otra legislatura".

       Boné ha reiterado que hasta ahora, todas las previsiones, declaraciones y acuerdos favorables a los que se han llegado, acaban siendo papel mojado. Por eso, e incidiendo en la importancia que las comunicaciones transfronterizas tienen para Aragón, ha constatado que el PAR seguirá manteniendo la reivindicación y trabajará desde todos los niveles en los que se halla representado por considerar el Canfranc "irrenunciable" ya que el "bloqueo" a los pasos fronterizos, supone "un freno al desarrollo de Aragón y al empleo".