24 de noviembre de 2020
26 de octubre de 2020

El periodo de consultas para la elaboración del Esquema de Temas Importantes de la CHE concluye este viernes

El periodo de consultas para la elaboración del Esquema de Temas Importantes de la CHE concluye este viernes
Embalse de la cuenca del Ebro. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

ZARAGOZA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El periodo de consultas públicas para confeccionar el Esquema de Temas Importantes (ETI) que, a finales de 2021, dará lugar al nuevo Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro concluirá este viernes, 30 de octubre, según ha avanzado este lunes la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), María Dolores Pascual, en una jornada técnica.

El proceso de consultas comenzó el 25 de enero de este año y conducirá a la presentación del documento consolidado del Esquema el próximo mes de diciembre, para iniciar en febrero de 2021 la confección del borrador del nuevo Plan Hidrológico de la Demarcación, cuyo periodo de consulta pública se llevará a cabo entre marzo y agosto del año próximo, tras lo que emitirán sus informes el Consejo del Agua de la Cuenca del Ebro y el Comité de Autoridades.

El nuevo Plan debe estar listo para diciembre de 2021, ya que su vigencia abarca desde el año próximo hasta 2027, aunque por causa de la pandemia de la COVID-19, únicamente, podría estar terminado algunas semanas más tarde.

El Esquema de Temas Importantes debe tener en cuenta criterios como la gobernanza de la cuenca, el principio de recuperación de costes y la aparición de inundaciones, entre otros. La Confederación ha tratado de elaborar un plan con "todas las fuerzas" implicadas para que sea un documento "realista, equilibrado y sostenible", ha dicho la presidenta.

Pascual ha explicado que la planificación se fundamenta en varios principios, como la optimización del conocimiento, lo que exige mejorar las mediciones; la mejora de la gestión, con un mayor control de los consumos del recurso hídrico y mejorar la gestión de las infraestructuras; mejorar la calidad de las aguas, aminorando la contaminación puntual y difusa; una nueva visión de la dinámica fluvial; la garantía de los suministros esenciales y el fomento de las energías renovables.

María Dolores Pascual ha dejado claro que las obras hidráulicas "son una herramienta, no un fin en sí mismas" y que antes de aprobarlas y ejecutarlas se debe estudiar si los regadíos para los que se diseñan son viables, tras lo que ha considerado que "todo el mundo debe ceder para avanzar" en esta materia.

En otro orden de cosas, ha comentado que los problemas en el Delta del Ebro se centran en la subida del nivel del mar por efecto del cambio climático, y también la subsidencia, el hundimiento progresivo del terreno, añadiendo que es necesario guardar un "equilibrio" en toda la Demarcación.

CAUDALES ECOLÓGICOS

Para la presidenta del organismo de cuenca, una de las claves de los próximos años serán los caudales ecológicos del río Ebro y sus afluentes, haciendo notar que su gestión supone introducir "limitaciones" en los usos del agua, lo que a su vez exige "tener una mirada amplia", de lo que "los usuarios son conscientes", ya que supone "un cambio considerable".

Llevar a término el nuevo Plan Hidrológico de Demarcación exige un importante consenso, ha continuado Pascual, quien ha resaltado que "España se juega su credibilidad".

Ha observado que la "incertidumbre" sobre el cambio climático afecta, especialmente, a los recursos hídricos y que se mantiene la exigencia de "conservar unos mínimos estándares de bienestar" en la cuenca, en el marco del cumplimiento del objetivo de garantizar un "equilibrio" entre el desarrollo de la actividad de la cuenca y la garantía de la conservación de los valores ambientales, por lo que la CHE quiere impulsar "un Ebro sostenible".

Pascual ha expuesto que la cuenca del Ebro presenta una dualidad, entre un valle medio sometido a una mayor presión de uso y una zona periférica con un buen estado de las aguas y un menor desarrollo de la zona y que reclama un progreso "razonable".

REGADÍOS SOSTENIBLES

Durante una jornada técnica, dirigida a medios de comunicación, el director de la Oficina de Planificación Hidrológica, Miguel Ángel García Vera, ha presentado algunas de las claves del Esquema de Temas Importantes, destacando el impulso a la puesta en regadío de 30.000 nuevas hectáreas y la modernización de 40.000 más, así como la terminación de los proyectos de los embalses de Mularroya, Santolea, Almudévar, San Pedro Manrique (Soria) y el recrecimiento de Yesa.

Se incluyen la lucha contra las especies alóctonas, incidir en los vertederos de residuos tóxicos, asegurar la coherencia entre la planificación hidrológica y los planes de gestión de espacios naturales, garantizar la pervivencia de los valores ambientales, mejorar el conocimiento de la cuenca a través de la I+D+i, determinar la financiación de todas las actuaciones y trabajar en aspectos como los usos energéticos y los lúdicos, incluyendo las piscifactorrías.

También desde la Oficina de Planificación, Inés Torralba, ha resaltado que este es un proceso reglado y que es obligatorio dar información al público para asegurar un proceso de participación "informada". Hasta ahora se han registrado 185 alegaciones, de las que 112 son políticas, 9 de regantes, otras tantas de entidades locales, dos de organizaciones sociales y 9 de regantes.

El presupuesto fijado en el actual Plan de Demarcación para todas sus actuaciones supera los 4.000 millones de euros, ya que sus impulsores fueron "optimistas" al elaborarlo, ha dicho García Vera, y el próximo podría tener un presupuesto de unos 2.000 millones.

Contador

Lo más leído en Aragón