22 de noviembre de 2019
19 de febrero de 2014

El Plan Aragonés de Vivienda contará con 40 millones de euros

El Plan Aragonés de Vivienda contará con 40 millones de euros
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transporte, Rafael Fernández de Alarcón, ha expuesto este miércoles los detalles del Plan Aragonés de Vivienda 2014-2016, que contará con una inversión de "alrededor de 40 millones de euros, de los que el Estado aportará 31 millones y la Comunidad autónoma el resto".

Ha comparecido, a petición propia y del Grupo Parlamentario Socialista en la Comisión de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes de las Cortes de Aragón. El consejero ha añadido que, además, "el Ministerio de Fomento aportará cincuenta y tres millones de euros para ayudas convencionales a la vivienda, lo que hará un total de 93 millones para tres años".

Fernández de Alarcón ha señalado que el Plan abarcará solamente tres años, ya que, según ha declarado, "el primer año lo hemos utilizado para pagar deudas que el PSOE nos dejó y de la que aún quedan veinte millones que pagar".

Respecto al Plan, el consejero ha referido que "el cambio en política de vivienda es histórico, ya que dejamos de apostar por la construcción de nuevas viviendas y apostamos por rehabilitar las ciudades y potenciar la vivienda social". A este respecto, Fernández de Alarcón ha resaltado que este Plan consta de "seis programas que apuestan decididamente por fomentar el alquiler y la rehabilitación".

Precisamente, el Boletín Oficial de Aragón (BOA) ha publicado este miércoles la orden por la que se somete a información pública el proyecto del decreto que regula el Plan Aragonés para el Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria y la Regeneración y Renovación urbanas, durante el plazo de un mes.

El consejero ha destacado los "13 millones destinados a ayudas al alquiler, con un alcance previsto de más de 1.600 viviendas el primer año y un máximo de 1.900 en 2016", así como "promover, mediante el programa de fomento de la rehabilitación, la puesta a punto de edificios de viviendas construidos antes de 1981", para lo que ha anunciado "16 millones de euros destinados, que alcanzarán las casi 3.200 viviendas".

Fernández de Alarcón se ha referido también a las acusaciones de la oposición de volver a poner en marcha un servicio parecido al "TOC, TOC", a lo que ha manifestado que "solo vamos a contratar quince personas, siete para trabajos informáticos necesarios para llevar a cabo el nuevo Plan y el resto para apoyo psicológico".

El compareciente ha criticado que "el PSOE contaba con treinta y nueve personas y gastó 17 millones de euros, nosotros gastaremos 30.000 euros en seis meses, tras lo que no habrá prorroga, seguramente solo un contrato menor".

"NO SERÁ EFECTIVO"

El diputado del PSOE, José Ramón Ibañez, ha criticado al consejero por "vender humo e intentar confundir" y ha opinado que el nuevo Plan de Vivienda "no será efectivo para los aragoneses en 2014, ya que no empezarán a percibir las subvenciones a partir del año que viene".

Asimismo ha lamentado que en Aragón y en España "desde el 2011 no hay planes de vivienda y ningún ciudadano, a no ser que sea pobre de solemnidad, puede acceder a ayudas para alquilar, comprar o rehabilitar una vivienda".

Por otro lado, y atendiendo al motivo de su solicitud de comparecencia, Ibáñez ha criticado que "se eliminó el "TOC, TOC" porque había medios en la consejería para llevar a cabo sus funciones, pero ahora, a los pocos meses, ustedes deciden poner en marcha un servicio similar y con un volumen de personal muy parecido".

El socialista se ha preguntado "las razones del cierre del servicio anterior y de la apertura del nuevo" y ha reclamado saber cuáles serán "las funciones exactas de este servicio" que, en su opinión, "va a costar mucho dinero a los aragoneses".

El diputado del PP, Javier Campoy, que ha afirmado que "la presentación del Plan es una buena noticia para los ciudadanos", ha recalcado que "este Plan ha nacido para apoyar el cambio de política del Gobierno en materia de vivienda, impulsando el alquiler frente a la compra", a lo que el diputado popular ha añadido que "a pesar del contexto de crisis y la deuda heredada el Gobierno ha priorizado a los más necesitados".

Por parte del PAR, Manuel Lorenzo Blasco, ha afirmado que "bienvenido sea el Plan" y ha señalado que "a pesar de que se tenía que producir un cambio radical en la política que se ha manejado y realizado hasta hace pocos años, no es fácil cambiar tendencias ni firmar convenios con Madrid", por lo que ha destacado que "lo importante no es tanto el apoyo económico sino el desbloqueo de procedimientos administrativos".

Según Gregorio Briz, representante de CHA, el Plan "lo tiene en la mano el señor Montoro", por lo que ha alentado al consejero a "hacer política de vivienda y dejar de darnos vueltas porque tengo la cintura rota de tantas fintas que me ha hecho, no se si va por la derecha o por la izquierda".

Briz ha indicado que "dar ayudas a las personas tiene que ser un trámite más sencillo, no hacen más que entretener a las personas y no gastar dinero" y ha criticado al consejero por que "es esclavo del déficit, no entiende otra teoría que no invertir".

El diputado de IU, Miguel Aso, ha afirmado que "presentar un Plan cuando el otro no está finiquitado y hay gente esperando cobrar resta credibilidad" y ha señalado tener "gran interés en saber cómo evoluciona el nuevo Plan y ver si puede recuperarse algo de esa credibilidad". A pesar de ello, Aso ha lamentado "el tiempo perdido" y que "las pocas actuaciones presentadas hasta ahora por el Gobierno no han funcionado".