10 de diciembre de 2019
25 de junio de 2009

El plan de Magna para GM Europa supondría el despido de 1.600 trabajadores de la planta de Figueruelas (Zaragoza)

ZARAGOZA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El plan de ahorro de la multinacional canadiense-austriaca Magna, que ha llegado a un preacuerdo para hacerse con General Motors (GM) Europa, supondría la rescisión de unos 1.600 empleos en la planta de GM España, ubicada en la localidad zaragozana de Figueruelas.

Así lo apuntó el secretario general de UGT en la planta de GM España y representante en el comité europeo, Pedro Bona, en declaraciones a los medios de comunicación en Zaragoza, basándose en los cálculos resultantes de una reducción de la producción hasta las 320.000 unidades, cuando la planta está preparada para construir 130.000 más.

El pasado martes, Magna presentó al comité europeo del grupo en un encuentro en Frankfurt un plan de ahorro de 1.750 millones de dólares --unos 1.300 millones de euros-- a ejecutar en cinco años, y que supondría reducir la carga de trabajo de Figueruelas hasta las 320.000 unidades, las que se están fabricando en la actualidad a consecuencia de la crisis. Además, según Bona, Magna "dejó claro" que este ahorro se llevaría a cabo a costa de los salarios y otros conceptos de los trabajadores.

No obstante, Bona incidió en que estos datos "no deben tomarse como definitivos" porque "debe esperarse una propuesta firme y a que Magna sea el inversor definitivo". "Ellos no contemplan la flexibilidad, sino que prescinden de los trabajadores que no necesitan y luego vuelven a contratar si hace falta", afirmó y recordó que, con esa visión, sobrarían entre 10.000 y 11.600 empleos en Europa.

OTROS INVERSORES

Así el secretario general de UGT en la planta de GM España, Pedro Bona, reconoció que el comité "tiene constancia" de que GM continúa negociando con otros inversores como Fiat o Ripplewood porque "es lógico que no se limite a un candidato", por lo que apreció que la Comisión Permanente piensa que a la propuesta de Magna "hay que darle valor porque es la intención de uno de los inversores", pero siempre teniendo presente que la negociación está abierta.

Por otro lado, Bona declaró que en el encuentro que tuvo lugar el martes y el miércoles en Frankfurt, los representantes de los trabajadores informaron a Magna de que la planta de España "está dispuesta a negociar un plan de ahorro y aportar una parte proporcional a la empresa", pero siempre que Magna "presente su proyecto industrial en firme".

"La idea actual no nos satisface en absoluto porque no sabemos si esa reducción de la producción es definitiva o temporal", señaló y avanzó que el comité espera que Magna les de una respuesta "en breve" para conocer si están dispuestos a negociar el plan con ellos.

"Magna puede decir que si no hay acuerdo con los trabajadores se retira, y eso es un riesgo tremendo, pero tampoco podemos aceptar el plan de ahorro propuesto, esperamos su respuesta pronto", agregó.

Por su parte, el secretario general de MCA-UGT Aragón, Luis Tejedor, consideró que esta primer oferta es "muy agresiva" si bien recordó que GM "sigue manteniendo negociaciones con otros inversores". "Los primeros datos y a falta de que se concreten, son muy deprimentes para la planta de Zaragoza, que no se merece el trato que le están dando", aseveró.

Así lamentó que "los primeros que caen son los que más han trabajado". "Parece que la fábrica que más ha trabajado es a la primera a la que quieren fastidiar", manifestó.