30 de mayo de 2020
24 de marzo de 2014

El Pleno del Ayuntamiento guarda un minuto de silencio por Adolfo Suárez y por el alcalde de Bilbao

El Pleno del Ayuntamiento guarda un minuto de silencio por Adolfo Suárez y por el alcalde de Bilbao
EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha guardado un minuto de silencio por el expresidente del Gobierno, Adolfo Suárez, fallecido este domingo, 23 de marzo, y también por el alcalde de Bilbao, Iñaki Azcuna, quien ha muerto este jueves tras una larga enfermedad.

   Al inicio del a sesión plenaria, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha leído una declaración de la Junta de Portavoces en la que se define a Adolfo Suárez, como "una de las principales referencias de la transición", al ser el primer presidente democrático después de la dictadura de Franco, que "supo anteponer los valores de la convivencia y la concordia a los intereses partidarios y ha hecho que este país viva el mayor periodo de libertad de su historia".

   Belloch ha enfatizado que Suárez fue "el impulsor de la Constitución de 1978, que garantiza la autonomía y personalidad jurídica de los municipios, en su artículo 140, y les hace protagonistas activos, cercanos a los ciudadanos y esenciales de la democracia".

   Además, el Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha acordado sumarse a los tres días de luto decretado por el Gobierno de España "con el profundo agradecimiento de los zaragozanos a alguien que sufrió la incomprensión y el cerco político y militar por tender puentes entre las diferentes orillas ideológicas, y hacer frente a los sectarismos intolerantes".

EL MEJOR ALCALDE DEL MUNDO

   Asimismo, el Pleno del Consistorio ha mostrado sus condolencias por el fallecimiento del alcalde de Bilbao, Iñaki Azcuna, considerado "el mejor alcalde del mundo" por la Fundación City Mayors.

   "Municipalista, culto, fue el alcalde de la tolerancia, el alcalde de todos", ha destacado Belloch, para recordar que Azcuna "antepuso el interés general al partidario y la libertad a las presiones extremistas, que no dejó que le dieran lecciones de democracia".

   Belloch ha recordado que Acuna hace dos años visitó Zaragoza para conocer la transformación urbanística y social de la ciudad tras la Expo 2008. "Es un ejemplo de humildad el venir a aprender cuando solo le quedaban dos años de vida", ha resaltado Belloch, quien ha enviado a la familia de Azcuna un "abrazo de todos los zaragozanos".