6 de agosto de 2020
14 de diciembre de 2014

Policía y DGT empiezan la campaña de vigilancia de Navidad

Policía y DGT empiezan la campaña de vigilancia  de Navidad
GUARDIA CIVIL

ZARAGOZA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Local de Zaragoza y la Dirección General de Tráfico (DGT) ponen en marcha a partir de este lunes, 15 de diciembre, la campaña de control de alcohol y drogas de Navidad, un mecanismo disuasorio para evitar que las personas conduzcan sin estar en plenitud de facultades.

   La campaña se desarrollará de manera conjunta hasta el 21 de diciembre, y los agentes de la Policía Local mantendrán el control en la capital aragonesa hasta el 6 de enero de 2015.

   La programación de campañas y operaciones de vigilancia permiten que la Policía Local y la DGT colaboren y refuercen sus tareas de vigilancia con el objetivo de disminuir los índices de siniestralidad en las carreteras españolas.

   La Navidad es un periodo al que se presta especial atención, ya que es un tiempo propicio para las celebraciones en las que es frecuente el consumo de bebidas alcohólicas. Por eso, las recomendaciones siguen siendo las de no conducir si se ha bebido o se ha consumido algunas sustancia estupefaciente, así como no subir a ningún vehículo como ocupante en el caso de que el conductor esté bajo los efectos de algunas de las mencionadas sustancias.

   Estas recomendaciones también se hacen extensivas para todos los usuarios de las vías públicas, incluidos los peatones, ya que según  la Memoria del Instituto Nacional de Toxicología de 2013, de los 161 peatones fallecidos que fueron objeto de análisis, el 44,10 por ciento presentaron resultados positivos  en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.

DATOS

   La necesidad de reforzar la vigilancia se basa en datos como los que aporta el Observatorio Europeo para al Seguridad Vial, que señala que alrededor del 25 por ciento de todas las muertes en carretera de Europa están relacionadas con el alcohol.

   La ingesta de alcohol multiplica la posibilidad de sufrir un accidente y también la gravedad de las lesiones y los índices de mortalidad, ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

   Lo cierto es que los datos estadísticos revelan que conducir  después de haber consumido sustancias psicoactivas es un hecho frecuente en España, que alcanza al 17 por ciento de los conductores.

   Además de las bebidas alcohólicas, es fácil encontrar en estos conductores presencia de cannabis y cocaína, que suponen un comportamiento de extremo riesgo vital en los casos en los que hay un consumo combinado, ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

   Desde el año 2001, los cuerpos que tiene que ver con la seguridad vial han multiplicado por cuatro las pruebas preventivas, mientras que  las tasas positivas se han reducido un tercio. Estos resultados, que reflejan un cambio en los comportamientos ciudadanos, animan a la Policía Local y a la DGT a seguir intensificando su esfuerzo para tratar de evitar accidentes y riesgos viales.

   Después de la modificación de la Ley de Seguridad Vial, que entró en vigor el 9 de mayo, ha habido un endurecimiento de las sanciones para todos los casos de conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas. Los límites se sitúan 0,25 miligramos por litro para los conductores en general, y 0,15 miligramos por litro en noveles y profesionales.

LÍMITES

   Por encima de estas cifras y hasta 0,60 miligramos por litro de aire espirado, el infractor es objeto de sanción económica y detracción de puntos. Por encima, se considera delito y es objeto de detención y juicio rápido.

   Las campañas que realiza la Policía Local de Zaragoza de control de alcohol y drogas, como las de velocidad, son permanentes a lo largo del año, aunque sí se intensifican en periodos sensibles, como el de la Navidad.

   El año pasado, la vigilancia logró la caída de dos puntos porcentuales en los positivos respecto al año 2012, y es un camino en el que se quiere profundizar, según los responsables del Cuerpo.

   La Memoria de la Policía de 2013 refleja la realización de 51.68 pruebas de alcoholemia, que se saldaron con 1.561 positivas, un 6,66 por ciento menos que el año anterior. Asimismo, se registraron 331 delitos (137 con accidente) por conducción con influencia de alcohol; 186 (1 con accidente) por conducir con tasa superior de alcohol y 25 (10 con accidente) por conducción con influencia de drogas.

Para leer más